PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

martes, 23 de noviembre de 2010

LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO



No es que fuesemos muchos, pero si estaban los que tenían que estar y no me defraudaron. Ellos saben a quienes me refiero, y si por casualidad leen este blog: GRACIAS.

No soy yo en el día de hoy quien deba añadir o quitar una sóla línea a las palabras que se escucharon ayer en el acto, por eso creo oportuno reproducir lo que hoy aparece publicado en el diario de Oviedo La Nueva España.

Como se ha de repetir la presentación el próximo día 16 de diciembre en mi villa, Mieres, no considero oportuno por el momento reproducir los textos de los comentarios que me hagan llegar los dos amigos que me ayudaron en la presentación, hasta después de esa fecha; y como no puede ser menos, he de agradecerles: sus palabras, el trabajo que conlleva prepararlas y el inestimable apoyo que siempre me prestan. Desde aquí también para ellos: GRACIAS.


Llaneza: «Los accidentes en las minas trajeron las lámparas de seguridad»

Á. FIDALGO
«Luces en las minas de Asturias. Lámparas de seguridad» es el último título de una trilogía escrita por Alberto Vilela Campo, que se presentó ayer en el Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA. En el acto, además del autor, intervino Luis Jesús Llaneza, facultativo de minas, y Pedro Fandos, geólogo.

«Simplemente pretendo detallar y estudiar todas aquellas lámparas de seguridad, que no son muchas, que han sido fabricadas
en Asturias, añadiendo las que llegaron de afuera», resumió el autor a modo de introducción.

Pedro Fandos sostuvo que «la historia de Asturias sería inexplicable sin la de la minería, en la que hasta ahora no se escribió nada sobre sus lámparas». Por eso, y por la rigurosidad de esta obra, destacó su importancia.

En términos similares se pronunció Luis Jesús Llaneza, que definió el trabajo de investigación que realizó en este libro Alberto Vilela como «sencillamente admirable». Y explicó que en «Luces en las minas de Asturias. Lámparas de seguridad» se hace un repaso de la historia de estas lámparas, que se desarrollaron gracias al talento de ingenieros de minas, como Gumersindo Junquera, López Dóriga y Patac, entre otros, que fueron directores de la Escuela de Minas de Mieres, conocida como de Capataces. Vilela advirtió de que los terribles accidentes de las minas «aceleraron la llegada de las lámparas de seguridad a nuestros pozos».

Puedes leer directamente la noticia en el siguiente enlace:



http://www.lne.es/club-prensa/2010/11/23/llaneza-accidentes-minas-trajeron-lamparas-seguridad/998245.html
Publicar un comentario