PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

viernes, 8 de junio de 2012

"El Comandante Minero" y la historia de Tere


                                   Foto gentileza de José Luis Gómez

Soy el padre de la esposa de Silvino. Sé que tú eres su “puta querida“. Al escuchar sus palabras, parece como si un rayo me atravesara y paralizara todo mi cuerpo. Daba la sensación que las olas del mar embravecido que momentos antes admiraba en aquel cuadro, habían saltado desde el lienzo y me salpicaban. Fui incapaz de contestar nada.
Creo que traía una estrategia muy bien preparada, pues continuó:
-Quiero que dejes al marido de mi hija. A cambio puedes pedirme lo que quieras, lo tendrás.
Tal vez porque conocía que la unión que existía entre Silvino y yo sería imposible de romper, sin esperar ninguna respuesta por mi parte añadió:
-Aunque si quieres seguir con ese hijo de puta, te voy a proponer que seas mi puta una vez a la semana, el resto de los días serás para él. A cambio de esto, aún puedes pedirme lo que quieras, lo tendrás.
Después de un pequeño espacio de tiempo en silencio añadió:
-No te queda otra opción, escoge entre una cosa u otra.
Según como devolvió mi mirada, supongo que la cara que le puse fue como para comerlo vivo, ignoro también el color que tomó, pero saqué fuerzas de flaqueza y pude responderle:
-Necesito una semana para pensarlo.
Se levantó y me dijo antes de abrir la puerta:
-¡Aquí dentro de siete días!
Salió y yo bajé descontrolada hasta mi oficina donde me dedicaba a leer y distribuir una parte de los expedientes que llegaban. No veía las letras...
Publicar un comentario