PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

viernes, 12 de abril de 2013

"De señorito a señor" (23)

Playa de Las Olas en Noja. (Foto AVC).

6º. No beber cerveza, vino, ni whisky. Este contrato quedará automáticamente anulado y sin efecto si se encuentra a la maestra bebiendo cerveza, vino o whisky.

7º. No viajar en coche o automóvil con ningún hombre excepto su hermano o su padre.

8º. No vestir ropas de colores brillantes.

9º. No teñirse el pelo.

10º. Usar, al menos, dos enaguas.

11º. No usar vestidos que queden a más de cinco centímetros por encima de los tobillos.

12º. Mantener limpia el aula.

. Barrer el suelo al menos una vez al día.

. Fregar el suelo del aula, al menos una vez por semana, con agua caliente.

. Limpiar la pizarra al menos una vez al día.

. Encender el fuego a las siete, de modo que la habitación esté caliente a los ocho cuando lleguen los niños.

13º. No usar polvos faciales, no maquillarse ni pintarse los labios.

Sara finalizó su argumentación añadiendo que en cuanto las leyó, lo tuvo claro: No sería maestra.

Francisco si no aprobó el examen de ingreso, no fue porque no estuviese suficientemente preparado, que lo estaba, era protocolario suspender por sistema a casi todos los alumnos en reiteradas convocatorias, salvo aquellos que tenían padrino y no fuesen malísimos estudiantes. Tenerlo, no se daba en el caso de mi hermano. Mis padres lo sabían y lo aceptaron con resignación, apoyándole y animándole para que no se desmoralizara por tener que estar otro año en la misma academia. Así lo aceptó y llevó con mejor ánimo que el anterior, incluso preparó todas las asignaturas del primer curso, ya que empezaba a estar muy convencido de dominar todas las materias; y este año sí, cada cierto tiempo, llegaban cartas de Sara, que no cesaba con sus ánimos. Los que teníamos conocimiento de lo enamorado que estaba, también se los suministrábamos con más ahínco, ya que sólo vivía para recordar a su amada y sus libros.

Cuando llegó la siguiente convocatoria de exámenes entre mayo y junio de 1918; esta vez sí consiguió el aprobado y como los que se arriesgan con fundamento, triunfan, pudo examinarse en septiembre de las asignaturas preparadas del primer curso de Ingeniero de Caminos, Canales y Puertos. Aprobó todas las materias a las que se presentó. Cuando se trabaja, al final, los frutos casi siempre se ven. Empezaría el nuevo curso en segundo con el objetivo de aprobarlo todo; pero, mientras llegó este momento, surgía un problema, para él muy grave: nosotros volvíamos todos a Noja en verano y, Sara quedaba en Valladolid.

Arancha me tenía informada puntualmente de lo que siguió aconteciendo en Noja después de nuestra marcha. Conoció a un muchacho de Omoño en las fiestas de Meruelo y se hicieron novios desde aquel invierno. Como se esperaba, la relación entre el Señorito y La Estirada culminó en la primavera de este mismo año con una boda de renombre en la comarca. El matrimonio, desde mi punto de vista, se realizó ...
(Continuará...)
 
Si quieres conocer un pequeño argumento lee:


Si quieres PATROCINAR o suscribirte para adquirir un ejemplar de la obra, se precisan previamente 150 suscripciones para publicarla, ponte en contacto conmigo: vilela@resellos.com
Publicar un comentario