PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

viernes, 26 de abril de 2013

"De señorito a señor" (25)

                                       Noja. Foto (AVC).

-No te resultará muy caro alquilar una habitación en esta época del año en una pensión, ahora que están en sus casas todos los estudiantes. De esta forma podrás estar al lado de Sara. Gasta tus ahorros, que son para ocasiones como ésta, y pásalo bien, que te lo mereces.

Me levanté, me acerqué a la cómoda y saqué mis ahorros de una cartera que utilizaba como hucha y le puse aproximadamente la mitad en su mano. Con la cabeza me hizo un gesto de negación. Entonces añadí:

- No seas tonto. Cuanto más tengas mejor. Vete ahora mismo abajo, que está nuestra madre, háblale del archivo de Valladolid para que convenza a nuestro padre. Antes de acostarte, escribe una carta a tu Sara y le anuncias que vas a ir a verla, que alquile una habitación en una pensión no muy alejada de su casa y por la mañana, al desayuno, ya conocerás si puedes pegarle los sellos y ponerla en el correo o no.

Como un cordero, cogió el dinero, bajó a hablar con nuestra madre y redactó la carta. Como siempre suele ocurrir en ocasiones como ésta, las madres, mejor que nadie, conocen el estado de ánimo de sus hijos y también lo vería como yo, triste y aburrido. No tardó en conocer los motivos que justificarían su viaje a la capital del Pisuerga, por lo que no le pareció mal la idea de Francisco, de cara a recuperar su estado de ánimo, muy depresivo aquel verano. Ignoro cómo consiguió convencerle, pero nuestro padre autorizó su marcha, y cuando estábamos todos sentados a la mesa a la hora del desayuno, tomó la palabra para pedir explicaciones:

- Pero, cómo se te ocurre…, ahora que estás de vacaciones…, marchar a Valladolid, con el calor que hace en la Meseta durante todo el verano, en vez de disfrutar de este lugar, de estas playas como todos nosotros hacemos, un mes pasa enseguida, y ya conoces la bendición que es estar aquí en agosto teniendo que dormir con un cobertor en la cama. Como si no pudieran esperar los documentos de las anclas, que además ya me has dicho, si no recuerdo mal, las fundían en las fraguas de Guipúzcoa. No entiendo por qué se te ha metido en la cabeza realizar este viaje ahora, con lo bien que estamos todos aquí juntos.

Mi hermano sólo acertó a responder:

-Es que, no sé lo que me ocurre, me aburro, y tengo este tema pendiente que me gustaría resolver.

Nuestra madre le echó un capote:

- Bueno, ya quedan sólo quince días y como has realizado tanto esfuerzo para ingresar en la Escuela este año, no me parece mal que quieras ir a pasarlo bien con tus investigaciones... Seguro que tu padre también lo aprobará, si le prometes que te presentarás a alguna asignatura en cuanto termine agosto y haya exámenes.
(Continuará...)


Si quieres conocer un pequeño argumento lee:

http://lucesenlasminas.blogspot.com.es/2012/11/de-senorito-senor-un-poco-del-argumento.html

Si quieres PATROCINAR o suscribirte para adquirir un ejemplar de la obra, se precisan previamente 150 suscripciones para publicarla, ponte en contacto conmigo: vilela@resellos.com
Publicar un comentario