PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

viernes, 30 de agosto de 2013

"De señorito a señor" (43)


La sensación que tuvo cuando leyó la extensa comunicación de sus jefes fue como si le hubiesen dado un mazazo, pues aparte de felicitarle, aumentarle sustancialmente el sueldo y dedicarle todo tipo de adjetivos positivos a su trabajo, le volvían a separar de ella por otros tres meses, sino más.

Escribió por la noche a su amada y aparte de ponerle al corriente, le anunció que iba a remitir otra a sus jefes en San Sebastián, aceptando, con la condición de que una vez finalizado, deberían de encontrarle obra en Santiago, donde importantes proyectos estaban iniciados. Sara le siguió dando ánimos y pensaba que si tenían en cuenta su petición, en verano estarían juntos y desde entonces sería ya para siempre. Suponía tres largos meses más de espera…, a pesar de todo, lo que deseaba era que llegara el momento del reencuentro.

Por telegrama confirmaron a Francisco que, analizada su fundamentada propuesta, sería destinarlo a la ciudad del Apóstol. Le anunciaron que cuando finalizara dos trabajos similares al de Almendralejo, en esta ocasión en Toledo y Ciudad Real, que los podría realizar a la vez y, para que pudiera desplazarse, le pusieron a su disposición un coche con chofer. Terminaba con el anuncio que le esperaban en Santiago de Compostela a partir del día 1 de agosto para un trabajo similar.

Al leer esto último, no le importó ninguna otra cosa más. Fue feliz cuando supo la fecha en que estaría en Santiago de regreso, lo que más deseaban los dos enamorados en aquellos momentos. Aquel mismo día le expuso todos los detalles por escrito a Sara.


                    
                XII. LA BODA

Querida tía Pilarina:

 Hoy te anuncio que Eduardo estuvo cuatro días solamente; pasó el verano en Francia y llegó aquí con el tiempo cumplido, así que tuvo que salir a Madrid volando. Adquirió el piso en Núñez de Balboa 25, donde Francisco y Sara están ahora pasando la luna de miel. Después quiere que vayamos nosotros y con ese fin vino, pero a mí está visto que por unas cosas u otras he de aguantarme aquí. No sé si más adelante podré ir a echar unas “canas al aire“, porque lo que es por ahora son muchas las cosas que me retienen aquí…
                                    Pepita


Francisco se despidió de sus colaboradores en Almendralejo la noche anterior a su salida para Toledo. El alcalde les invitó en una taberna del centro de la ciudad que tenía un pequeño comedor situado en lugar discreto. Le agradeció el gran trabajo realizado y quedó a su disposición por si en un futuro lo necesitaba para alguna cosa. Mi hermano se lo agradeció y le pidió que tuviera alguna atención para sus ayudantes, que pudieron acudir a la taberna gracias a que puso como condición para que se celebrase la reunión que estuviesen también presentes. El alcalde empeñó su palabra y ...


(Continuará...)
Si quieres conocer un pequeño argumento lee: http://lucesenlasminas.blogspot.com.es/2012/11/de-senorito-senor-un-poco-del-argumento.html

Si quieres PATROCINAR o suscribirte para adquirir un ejemplar de la obra, se precisan previamente 150 suscripciones para publicarla, ponte en contacto conmigo: vilela@resellos.com
Publicar un comentario