PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

lunes, 20 de enero de 2014

5 candiles: El candil del abuelo (5)


En contraste con los candiles de los cuatro últimos comentarios, todos estaban fabricados en latón, éste fabricado en hierro termina esta miniserie que les he dedicado.

Lo he escogido porque me sirve para explicar que lo que tenemos delante es una de las dos partes que componen un candil.  La candilexa que aparece en la imagen de hoy es la parte que se acopla en el interior del candil. De todo los detalles me ocupo en la obra Luces en las minas de Asturias. Candiles de sapo.

En Asturias y en general en todas las  regiones del Norte de España donde no hay olivos se separan ambas piezas porque el untu, grasa y sebo de animales, se emplea como combustible. En cuanto se enfría, se solidifica y no se derrama aunque se entorne, algo que no sucede cuando se emplea el aceite de oliva, combustible más abundante y más barato. En la candilexa se deposita el aceite y el segundo recipiente, el candil propiamente dicho, recoge lo que se derrama accidentalmente.

Esta imagen es cortesía de Adolfo que además de unas palabras dedicadas a mis comentarios y que cualquier día publicaré, me envía la foto de este "candil" que siempre ha estado colgado en casa de su abuelo.

¡Gracias Adolfo!
Publicar un comentario