PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

viernes, 12 de septiembre de 2014

"De señorito a señor" (97)



El anfitrión llevó la conversación hacia terrenos en que ensalzaba las obras realizadas por ambos. Así hizo mención de lo bien que iban los negocios que controlaba el mexicano, los progresos en la fábrica de conservas gracias a la aplicación de los métodos impuestos desde la llegada del de Santoña. Tras darles a los dos todo el incienso que pudo, por lo bien que lo hacían y por la continuidad del negocio del que dependían todos, les pidió que ambos deberían hacer un esfuerzo para que todo continuara igual. Concluyó con una pregunta dirigida a ambos:

-¿Cómo es posible que dos personas tan eficientes como vosotros discutáis por una mujer?

Acevedo tomó la palabra y dijo:

-Es que los españoles, en cuanto os encoñáis con una hembra estáis perdidos…

Señalando con los dientes del tenedor en dirección a Dionisio añadió:

-Tú me llevaste en su día a Chuchina.

Gloria esbozó en ese instante una leve pero significativa sonrisa, que no pasó inadvertida a su marido, que se contuvo mientras continuó el mexicano en el uso de la palabra cambiando la dirección a los dientes del tenedor:

-Y ahora Goyo quiere llevarme a esta otra.

Dionisio peguntó:

-¿Qué quieres para que Ojos Verdes se quede con él? ¿Dinero? Parece que ambos es lo que están deseando. Te pido que seas comprensivo. Tú tienes varias muñecas, porque te desprendas de una, apenas lo notarás…

El de Santoña sintió una satisfacción interior indescriptible al escuchar la pregunta y Acevedo respondió por la tangente, no de muy buena gana:

- Pero ¿qué es eso de Ojos Verdes…?

Continuó:

-¿Qué te voy a pedir? Nada.

Con este acuerdo concluyó la tensión, se dio por zanjado el asunto y la comida continuó; el mexicano se marchó y no esperó ni a los postres, y ya Goyo no se separaría nunca de esta chavala, como él llamaba a las mujeres.

                    *****
Continuará...

Si quieres conocer un pequeño argumento lee: http://lucesenlasminas.blogspot.com.es/2012/11/de-senorito-senor-un-poco-del-argumento.html

Si lo que te apetece es PATROCINAR o suscribirte para adquirir un ejemplar de la obra, se precisan previamente 150 suscripciones para publicarla, ponte en contacto conmigo: vilela@resellos.com
Publicar un comentario