PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

martes, 23 de diciembre de 2014

"De señorito a señor" (112)


...en un segundo plano:

-Que se encargue el mexicano de las gestiones sobre las denuncias; y tú, Gilberto, no cuando salga petróleo, ya a partir de mañana, el triple del sueldo prometido. Te lo has ganado. Por favor, toma nota , Gloria, y mañana hazlo saber a Jaumarás, el contable. No se te olvide tampoco avisar a Acevedo sobre las denuncias.

Al cabo de un mes llegaría el equipo y dos meses después la torre empezaba a extraer petróleo. Llegaron las otras cinco, las pusieron en funcionamiento y encargaron veinte más. Ante tanta abundancia de oro negro, enseguida llegaron las compañías americanas que lo refinaban a comprar toda la producción. Gilberto le asesoró y le dijo que el verdadero negocio estaba en las refinerías más que en el propio oro negro. No dudó un instante, le propuso viajar de nuevo a Texas, sin límite de gastos, para después proponerle cómo poder disponer de una refinería. Antes de transcurrir dos años, la refinería “La Gloria” construida en las proximidades de La Aldea refinaba petróleo y empezaba a surtir gasolinas a los vehículos en la red de gasolineras montadas poco a poco por toda la nación. Al final, el negocio se convirtió en otro filón de dinero. Gilberto se hizo cargo, desde que presentó el proyecto de la refinería y de otra que le seguiría de inmediato, de dirigir todo el negocio del petróleo y sus derivados, participando en los beneficios en un dos y medio por ciento. No tardó en hacerse millonario. 


*****
La situación política empeora dramáticamente en España y Francisco en enero de 1936 es destinado a ocupar la Comisaría del Estado en los Ferrocarriles de la Zona Sur. Por motivos desconocidos lo cesan el 31 de mayo de ese mismo año y lo destinan a la División Hidráulica del Norte de España donde pasa a desempeñar el cargo de Ingeniero Jefe de esta Comisaría, en funciones de Comisario accidental. Debe viajar el matrimonio a Oviedo. Toma posesión de este nuevo cargo el 6 de junio de 1936. 

Estalla la guerra y le toca vivir el asedio de las fuerzas republicanas a la capital del Principado. No pueden abandonar la ciudad durante todo el asedio. Se esconden en el desván de la casa de uno de los operarios de su empresa, Efrén, quien conocía sus ideas republicanas y le avisó que corría serio peligro su vida y la de esposa, si no lo hacían. Arriesgando la suya los lleva a su casa argumentando que donde comían tres, comerían cinco. No siempre pudo ser abundante, pero les trató como a hermanos. Así lo haría mientras estuvo asediada la ciudad. Mi hermano y Sara tenían algunos ahorros y se los fueron entregando a su anfitrión para ayudar en la compra de alimentos. 

Dormían en un jergón de lana sobre el suelo de madera. Las dimensiones del desván y su escasa altura, impedían colocar un catre.  No disponían de otros enseres mas que repisas preparadas con cuatro tablas. Sólo era posible ponerse de pie debajo de la cúspide. 

Cuando sentían el ruido que producían el estallido de los proyectiles de mayor calibre en las proximidades, la angustia y el miedo, se hacían insoportables de forma ...

Continuará...
 
Si quieres conocer un pequeño argumento lee: http://lucesenlasminas.blogspot.com.es/2012/11/de-senorito-senor-un-poco-del-argumento.html
Si lo que te apetece es PATROCINAR o suscribirte para adquirir un ejemplar de la obra, se precisan previamente 150 suscripciones para publicarla, ponte en contacto conmigo: vilela@resellos.com
Publicar un comentario