PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

viernes, 6 de febrero de 2015

"De señorito a señor" (118)



... hay pocas ahora, las olía a la distancia y en situación privilegiada aguantaba todo lo necesario porque, finura, buenos modales y belleza, a pesar de dejar de ser niña, no le faltaban. Era una muñeca. Qué pena sentimos cuando nos enteramos de su marcha, silenciosa y sin escándalo, una noche de luna llena. Después de mucho tiempo, una tarde en que estábamos los dos así, como ahora, degustando otra buena botella de vino, al acordarnos de ella y coincidir en lo buena que estaba, se descubrió el pastel y ambos, apenados tras su marcha, confesamos nuestro pecado: ¡Que Dios nos perdone!

Goyo en cuanto tuvo conocimiento de que estaba en Madrid envió un telegrama a La Aldea cuyo texto decía. 

“MI MADRE MAL. INGLESA MARCHÓ A VIVIR A MADRID. SALUDOS. GOYO“.

XXVI.  VIAJE A  MADRID

Dionisio quedó un poco desconcertado con el telegrama recibido, no tenía argumentos; pero su objetivo continuaba siendo encontrarla y en Santander ya no estaba... No podía dejar de pasar la ocasión de tener a uno de los suyos de confianza en España, así que le remitió otro telegrama de respuesta:

 “CUANDO LA SALUD DE TU MADRE LO PERMITA, VIAJA A MADRID, HOSPÉDATE EN EL HOTEL RITZ, E INFORMATE DE SU PARADERO. SU NOMBRE ES RUTH CLEWS. NO ANDARÁ MUY LEJOS Y SEGURO QUE ALGUIEN LA CONOCERÁ EN ESE HOTEL. SALUDOS. DIONISIO”.

La salud de la madre, ya grave, estuvo estacionada casi medio mes. Tanto él como Ojos Verdes estuvieron haciéndole compañía diariamente. Empeoró pocos días después. Sería enterrada en su pueblo natal, Santoña. Se veía venir el triste final, de la misma forma que una vela se va consumiendo lentamente, pero…, tal momento es muy difícil para las personas de bien que pierden un ser querido para el que no hay repuesto. Triste lugar y momento para volver a presumir de esposa y lucirla, pero fue lo que el destino le tenía reservado en tan tétrica ocasión. Con esta situación se encontró Goyo antes de partir para Madrid a cumplir el encargo recibido.

El retorno a México se retrasaría necesariamente, el asunto a resolver se convertía en  prioritario, por lo que no fijaron fecha para el regreso. Viajaron a Burgos y tras hacer noche en la ciudad, continuaron al día siguiente hasta la capital de España. El taxista les dejó a la puerta del hotel Ritz, que destacaba por su confortabilidad, el trato del personal y donde el lujo se apreciaba por todas partes.

Sin perder tiempo, empezaron a preguntar por ella al personal que encontraban. Echaba cuentas. Desde que partió de Santander hacía más de diez años y con una guerra por medio, se preguntaba: ¿Estaría todavía en Madrid? 

La mayoría de empleados, jóvenes en su mayoría, se incorporaron al hotel después de... 

Si quieres conocer un pequeño argumento lee: http://lucesenlasminas.blogspot.com.es/2012/11/de-senorito-senor-un-poco-del-argumento.html
Si lo que te apetece es PATROCINAR o suscribirte para adquirir un ejemplar de la obra, se precisan previamente 150 suscripciones para publicarla, ponte en contacto conmigo: vilela@resellos.com
Publicar un comentario