PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

miércoles, 4 de marzo de 2015

"De señorito a señor" (129)



Esa noche y las siguientes acude al cementerio, sin importarle las inclemencias del tiempo, a recitar el siguiente poema en muestra del dolor de su alma, con la certidumbre de que ella lo escuchará:

Solitaria mansión del sepulcro
sólo en ti mi esperanza se encierra,
he perdido el amor a la tierra.
¡Ay, Searila, viviendo sin ti!

Cuántas veces alegre conmigo
arrobada de amores tan suaves
escuchaste el cantar de las aves
en las dulces mañanas de abril.

Poco tiempo duró nuestra dicha
y bien pronto acabó mi fortuna,
pues no quiero mujer otra alguna.
¡Ay, Searila, viviendo sin ti!

Yo recuerdo que en nuestra desgracia
sumergida en tristeza decías,
que en fatídicos sueños creías,
de una tumba la lápida abrir.

Oh! cuán triste y funesto presagio
que alejabas de mí la alegría.
Se cumplió la fatal profecía.
¡Ay, Searila, no vivo sin ti!

Por estériles montes y playas
vanamente en buscarte me empeño,
mi desgracia me parece un sueño.
¡Ay, Searila, me arrastro por ti!

De tu vida en el último aliento
tu tristísima voz me llamaba.
Desgraciado de mí donde estaba,
que en tu auxilio no pude venir.

Al sepulcro bajaste sin verme
y cuan triste el morir te habrá sido
sin oír el acento querido.
 ¡Ay, Searila, si no es junto a ti!

Caminando la pálida luna
por la bóveda inmensa del cielo,


Continuará...

Si quieres conocer un pequeño argumento lee: http://lucesenlasminas.blogspot.com.es/2012/11/de-senorito-senor-un-poco-del-argumento.html
Si lo que te apetece es PATROCINAR o suscribirte para adquirir un ejemplar de la obra, se precisan previamente 150 suscripciones para publicarla, ponte en contacto conmigo: vilela@resellos.com
Publicar un comentario