PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

miércoles, 25 de marzo de 2015

"De señorito a señor" (138)


- Bonita, no muy grande, con un gran salón con vistas a la playa, una cocina, tres cuartos y un baño.

Añadiendo:

- El resto de las dependencias, lo habitual...  

Prosiguió dando detalles: 

- Uno lo ocupará una empleada, que de forma permanente estará a vuestro servicio.

Y con una sonrisa socarrona puntualizó después de una breve pausa:

-Y por si un día os enfadáis, algo que por supuesto no deseo, además de la alcoba de matrimonio, hay otro cuarto para que pueda ocuparlo el que se enfade. 

Dirigiéndose a su esposa anuncia:

- Mañana Gloria os llevará a conocerla, porque si no fuese de vuestro agrado, buscaría otra cosa. 

Insistió y volvió a repetir:

- Para poder trabajar en un proyecto tan importante como el que voy a proponer, una prioridad para mí será conseguir que ambos os sintáis muy a gusto; al menos, como en vuestra propia casa.

Continuó dirigiéndose a ella, tal vez para poder quedar los dos solos cuando empezasen a hablar de proyectos técnicos. No tenían esa intención; los cuatro permanecieron sentados en torno a la mesa hasta el final de la velada. Como siempre hizo, fue derecho al grano. Sara lo reconoció desde que lo tuvo delante; le recordaba de haberle visto en Noja cuando paseaba en el Jaguar con Gloria. No tenía ninguna duda, lo confirmó la cicatriz que llevaba por encima del codo del brazo izquierdo. Siempre le destacaba, cuando con camisa con las mangas remangadas lo tenía apoyado encima de la ventanilla abierta si el descapotable estaba parado y pasabas a su lado, pero no le comentó nada. No entendía, en cambio, que su nueva esposa siendo mexicana también llevara este nombre. Demasiada coincidencia, pero desconocía su pasado delictivo. 

Continuó dando detalles de sus planes para ella:

-También, a partir de mañana, vas a ser la encargada de organizar y dirigir un consultorio en La Aldea. No tenemos nada y hay que desplazarse lejos para cualquier necesidad médica de nuestra gente que trabaja en la fábrica y sus familias. 

Lo que se le ocurre a Sara es preguntarle:

Continuará...

Si quieres conocer un pequeño argumento lee: http://lucesenlasminas.blogspot.com.es/2012/11/de-senorito-senor-un-poco-del-argumento.html
Si lo que te apetece es PATROCINAR o suscribirte para adquirir un ejemplar de la obra, se precisan previamente 150 suscripciones para publicarla, ponte en contacto conmigo: vilela@resellos.com
Publicar un comentario