PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

viernes, 10 de abril de 2015

"De señorito a señor" (145)


Finalizaba escuchando:

-Si cumples con lo que te acabo de decir, en esta empresa siempre se asciende, que es lo mismo que decir ganar más dinero. 

Efectivamente, llegaban a ocupar cargos de responsabilidad en sus empresas los mejores empleados con tales características. Pocas veces se equivocó cuando después de breves instantes de conversar con quien acudía a solicitarle trabajo, tomaba nota del nombre para que le destinasen a algún trabajo, a prueba.

Creo que Dionisio tenía bien planificado lo que debía hacer con su sobrino. Atenderle bien; después que fuera asimilando poco a poco la importancia de sus negocios y, para finalizar, como casi siempre hacía, leerle la letanía y ponerle deberes, pues según él,  los deberes deben abrazarse como una religión.

En esta última etapa estaban cuando después de cenar, dos días después de haber regresado de Catorce, quedaron los dos mano a mano, con una botella de pulque y una jarra de zumo de frutas naturales, bebida habitual que todos conocían que tomaba, y en todos los sitios a donde iba preparaban al instante con frutas recién recolectadas. Si no disponían, bebía agua de coco, que también le gustaba. Empezó con una pregunta directa a su sobrino.

- Bueno, ¿Qué te ha parecido todo lo visto hasta ahora?

Su respuesta no  ofreció dudas:

-No tengo palabras para expresarme. Creo que tengo un tío muy rico.

No sé si esperaba tal respuesta, pero su objetivo estaba cumplido. Prosiguió entonces con su plan previsto:

-Sí, es verdad, pero yo ya voy entrando en años, no tengo familia y mis herederos de parte o de todo esto seréis vosotros diez, bueno, desgraciadamente nueve ahora, aunque a tus sobrinos, hijos de Manolito, también les afectará lo que te tengo que decir.

Cosme despertó como de su letargo, se puso en guardia y prestó más atención.

-Ya tengo pensado que mi esposa seguirá teniendo una buena parte en las minas, como ya lo tienen mi socio y Domingo. Mis mejores empleados y sus familias podrán seguir viviendo de las conserveras, lo mismo ocurrirá con las fundiciones. En estos momentos están construyendo otra, mayor y más importante. Ahora vamos a empezar otros negocios: el petróleo y las refinerías van muy bien, no tengo idea de los resultados de las gasolineras; espero que sean muy buenos a corto plazo…

Interrumpió sus palabras para lanzarle una pregunta.

-¿Pero de verdad tienes que marcharte tan pronto para Noja? Está muy lejos para venir por temporada tan corta.

Continuará...

Si quieres conocer un pequeño argumento lee: http://lucesenlasminas.blogspot.com.es/2012/11/de-senorito-senor-un-poco-del-argumento.html
Si lo que te apetece es PATROCINAR o suscribirte para adquirir un ejemplar de la obra, se precisan previamente 150 suscripciones para publicarla, ponte en contacto conmigo: vilela@resellos.com
Publicar un comentario