PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

jueves, 30 de abril de 2015

"De señorito a señor" (153)


- Mire, si ponemos aquí arriba una carreta para bajarla al puerto que está aquí abajo, efectivamente lo tenemos muy complicado.

Como con cara de triunfo y de que estaba en lo cierto, a pesar de ir en contra de sus intereses, afirmó.

Eso es lo que yo estoy intentando decirte toda la noche…

Sólo le faltó llamarle babión, pero mi hermano no se amilanó y le esbozó una sonrisa que le dejó un poco sorprendido. La expectación de todos los comensales aumentó considerablemente tras este tenso momento, pero el ingeniero continuó:

Ve Vd. este agujero, aquí abajo en la miga. Sí, esto que parece una pequeña gruta.

Mientras se lo señalaba con la punta del cuchillo, todos los presentes observaban y escuchaban con atención para no perderse el desenlace. Toma en la mano la aceituna que continuaba encima de la torta y la emboca en la pequeña gruta que se formaba entre la miga del pan. Prosigue utilizando de nuevo el cuchillo como puntero:

Si conseguimos que esta aceituna avance a través del agujero de la miga hasta un punto fuera de la torta, hemos dado con la solución. Por este motivo quiero estar hoy con Domingo, para que me indique la viabilidad de construir un túnel como la mina, de aproximadamente doscientos metros, que es la distancia que tenemos para acceder desde un punto en el exterior hasta un nivel próximo al del mar avanzando por superficie plana. Esta galería, como las que él hace habitualmente en el interior de las explotaciones, debe ser aquí algo parecido para que un camino de hierro, de un poco más anchura que el que utilizan desde las minas a la fundición permitirá meter y sacar con facilidad los géneros y mercancías del puerto.   

Al escucharlo, Dionisio se puso muy contento, pues comprendió que el problema, desde entonces, era mucho menor . Domingo prometió contrastar los estudios geológicos sobre el terreno, junto con Francisco, para buscar el lugar idóneo donde iniciar la perforación del túnel. 

Lo que deseaba escuchar lo oyó después:

En cuanto lo tengamos, podremos empezar a introducir maquinaria para la fabricación de grandes bloques de cemento para construir  un gran dique que permita cerrar la concha por uno de los cuernos y preparar los muelles sobre los pedregales, utilizando los materiales que se vayan extrayendo del túnel y podremos introducir desmontada una gran grúa que permita mover los bloques según vaya avanzando el muelle sobre la mar y poco a poco lo iremos construyendo. Lo que tal vez nos pueda adelantar Domingo es, conocer cuánto tiempo tarda en perforar, aquí en Catorce, una galería en la mina en zona de roca dura, como serán las del acantilado, ya que han resistido durante siglos las embestidas de la mar, y repito, debe medir al menos, doscientos metros.
Continuará...

Si quieres conocer un pequeño argumento lee: http://lucesenlasminas.blogspot.com.es/2012/11/de-senorito-senor-un-poco-del-argumento.html
Si lo que te apetece es PATROCINAR o suscribirte para adquirir un ejemplar de la obra, se precisan previamente 150 suscripciones para publicarla, ponte en contacto conmigo: vilela@resellos.com
Publicar un comentario