PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

lunes, 25 de agosto de 2008

MINA DE ORO DE SAN PEDRO DE LAS MONTAÑAS EN CANGAS DEL NARCEA (VII)

Reverso de una lucerna romana con marca del fabricante.


Cuando ya no pude avanzar más porque finalizaba la galería, ya había hecho un montón de fotos, unas para avanzar y otras al azar. Había llegado el momento de retroceder el camino andado.

Resultó más fácil para hacer las fotos la salida, pues se veía un pequeño punto blanco como referencia al final. Era la entrada. Yo calculo que cuando había vuelto sobre mis pasos la mitad del trayecto, vi dibujada la silueta de mi nuevo amigo en el centro de una diana que formaban las paredes de la galería. Fue una sensación de alivio.

Aproveché el final para hacer más fotos y el contraluz de la entrada. El resultado fotográfico fue mucho mejor de lo esperado. Efectivamente mi cámara cumplió su misión y aparecieron las repisas en el lugar buscado.

No hay en la actualidad esas pequeñas tiendas y chigres en los pueblos de Asturias un poco alejados de las rutas turísticas. Aún las recuerdo de hace años en las mis salidas con mi amigo minero de Corigos por el valle de Quirós y Teverga. No pude celebrar y agradecer a mi nuevo amigo, como hubiese sido mi deseo, su amabilidad en uno de estos chigres.

Tengo pendiente una nueva visita para llevarle un pequeño obsequio. Aún no se ha presentado ese momento. Todo llegará…

Esta experiencia me sirvió para completar un capítulo de mi libro Luces en las minas de Asturias: Candiles de sapo.

Publicar un comentario