PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

jueves, 25 de julio de 2019

Por aquí empezó todo: Archivo de el Real Compañía Asturiana de Minas. Arnao


Mi amigo Plácido, conocedor de mis publicaciones e investigaciones en este archivo me ha enviado un enlace a una entrevista publicada en un medio con el siguiente titular:
La empresa recibe del Archivo Histórico el prestigio de poder contar su Historia en primera persona»: Entrevista a Alfonso García Rodríguez. Responsable del Archivo Histórico de Asturiana de Zinc
https://www.archivoz.es/archivo-azsa/
Lejos permanece en mi recuerdo cuando acudí por primera vez en busca de información sobre las primeras lámparas de seguridad llegadas a Asturias. Entonces  acompañaba a Alfonso en su trabajo de archivero su hermano. Siempre pusieron en mis manos lo que precisé en cada momento, llegando a ser fraternal el trato recibido en mis numerosas visitas. Gracias una vez más desde aquí por tu generosa ayuda. Del trabajo de investigación salieron cuatro publicaciones y otras dos inéditas sobre los inicios de la actividad minera en Asturias. Algún día habrá que publicarlas en algún sitio...
Puedes ver la entrevista en:
https://www.archivoz.es/archivo-azsa/

Gracias Plácido

martes, 2 de julio de 2019

"La leyenda del millonario" continúa avanzando


Grata ha sido hoy mi sorpresa cuando desde la imprenta me han enviado el primer proyecto de portada de la novela que se publicará, si Dios quiere, en la primera quincena de diciembre de 2019.

He pedido que añadan otros títulos de artículos publicados mas ordenar cronológicamente por fecha de publicación los libros.

Ha llegado con código de barras incluido.

Os recuerdo que he programado una edición, “Cine”, de 150 ejemplares, con relación nominal, voluntaria, de suscriptores (págs. 7 y 8 de la obra) en régimen de crowdfunding.
Precio: 20 euros (Gastos de envío por Correo Postal gratuitos para España).
Reserva: (Fecha límite de suscripción 10 de noviembre 2019).
Fecha de entrega: Primera quincena de diciembre de 2019.

PROMOCIÓN: (2 obras por 35 euros, gastos de envío gratuitos).
Si algunos de lectores que desean reservar esta obra no disponen de la anterior novela “El Comandante Minero” y la desean tener, podrán adquirirla por un precio de 15 euros, (gastos de envío gratuitos), y recibirla de inmediato por Correo Postal en el domicilio que deseen dentro de la geografía nacional. Si ya disponen de la primera novela y desean otro libro, pueden escoger cualquiera de estas otras obras en las mismas condiciones y precio:
“Avilés Carbón y Veleros”.
“Luces en las minas de Asturias: Candiles de sapo”.
“Luces en las minas de Asturias: Lámparas de seguridad”.
(Fecha límite de ambas suscripciones 10 de noviembre 2019).
(Para realizar reserva o consultar cualquier duda contactar conmigo (vilela222@gmail.com).


Crítica literaria:
“La leyenda del millonario cuenta la historia de Francisco, un joven estudiante madrileño que durante su estancia en Noja, a principios del siglo XX, donde pasa las vacaciones con su familia, conoce a Sara, una vallisoletana que también pasaba allí una temporada, invitada por una buena amiga suya.  Amigos de pandilla, ambos se sienten atraídos desde un primer momento, si bien no será hasta el año siguiente, cuando vuelvan a coincidir en dicha localidad, que consoliden su amor. A partir de ahí, año tras año, a medida que ambos van estudiando y avanzando en sus respectivas carreras, él como ingeniero de Caminos y ella como enfermera, su relación madurará, hasta el momento en que decidan unirse en matrimonio. Tras recorrer varias ciudades y estar ambos separados por motivos laborales, finalmente se produce el enlace, y a partir de ahí ya vivirán juntos como recién casados. Paralelamente a estas vidas corre la historia de Dionisio, El Señorito, como le conocían en Noja, su localidad, un rico heredero de familia de rancio abolengo quien, tras heredar una enorme fortuna como hijo único, la dilapidó en juego y otros vicios, amén de despreciar a su esposa, por lo que tuvo que regresar a su casona sumido en una profunda miseria. Esta nueva vida de pobreza, aun conservando la casa paterna, que no podía ser vendida, produjo un profundo cambio en Dionisio, llevándole a trabajar la tierra y a ganarse el pan, como un trabajador del campo más.
De su pasado, le quedaba pedir perdón a su esposa. Se prometió no volver a ingerir ni una gota de alcohol y juró venganza contra sus viejos conocidos.
Dicha venganza será consumada poco tiempo después y de manera efectiva, pues aquellos conocidos, amigotes de correrías, fueron los encargados de desplumarle en el casino y de arrebatarle su fortuna. Todos serán asesinados, y posteriormente él huirá en un trasatlántico a América, para no regresar jamás a España. Su viaje será incierto, pero al final arribará a un puerto de México, donde poco a poco se irá abriendo camino, tomará nueva esposa y, gracias a su experiencia en la antigua conservera familiar, con mucho trabajo e inteligencia, volverá a hacer fortuna aplicando sus conocimientos en la materia. Ampliando sus negocios, la nueva pareja también se hará con una mina de plata, para lo cual solicitarán un ingeniero español, así como también hará llegar hasta México a sus antiguos y fieles empleados de la fábrica familiar. Y un pozo petrolífero... Su imperio va aumentando y ahora necesita construir un puerto en la pequeña aldea en la que estaba ubicado, ya no tan pequeña. Y aquí es donde se cruzarán los caminos de Francisco y Sara con el de Dionisio a través de Ruth, una amiga común, clave en toda la historia.
La joven pareja, durante la guerra, tuvo muchas dificultades y llegaron hasta a perder el hijo que esperaban, por lo que su situación es bastante precaria. Eso entiende Ruth y así se lo hace saber a Dionisio:
Tengo por amigos a un matrimonio: él es ingeniero de Caminos, Canales y Puertos, ella enfermera. Por motivo de la guerra, fue apartado del cuerpo de Ingenieros al que pertenece y a pesar de su buen quehacer profesional, su trabajo siempre está en precario. […] Les he prometido ayudarles.
Y allá fueron y se instalaron ambos para ejercer sus respectivas profesiones. El siguiente asunto que le quedaba pendiente a Dionisio era el de sus herederos, e ideó un plan para conocer y transmitir su legado a sus sobrinos. 
No tiene hijos conocidos. Han venido desde Noja cinco de sus nueve sobrinos; bueno, fueron diez, pero uno ya falleció y me ha manifestado los quiere hacer beneficiarios de una parte de su herencia. [...]
Con el testamento redactado, […] donde incluía el pueblo donde nació, y a donde todos los años llegaría mucho dinero para hacer escuelas, caminos… y a todos los pueblos y ayuntamientos de las Siete Villas necesitadas de realizar obras benéficas o las solicitasen, previo visto bueno de Cosme, su albacea.  
Con detalle y cariño, La leyenda del millonario va entretejiendo las dos historias principales, ambas muy interesantes, hasta formar el cuadro completo, salpicado por una serie de personajes, alguno de ellos muy pintoresco y bastante bien descrito, de manera entrañable pero sobre todo cautivadora. 
La narradora de esta historia es Pepita, cuya vida apenas trasciende a lo largo del libro, pero que vive de cerca los avatares de su hermano Francisco y su cuñada Sara, y luego de oídas nos hará partícipes de la leyenda de Dionisio, al situarse, por azar, cerca de aquellos hechos.
La forma de contar los hechos, así como la construcción de los personajes, es extraordinaria. Para ello, el autor va a utilizar todos los recursos a su alcance, como fragmentos epistolares, citas textuales, narraciones introducidas en boca de terceros, canciones... Recordemos que se trata de una obra más o menos extensa y que los hechos narrados, prolíficos y muy ricos en detalles, se extienden a lo largo de más de treinta años, a pesar de lo cual la historia va fluyendo y haciéndose cada vez más y más interesante. 
Así, los personajes, en este devenir, también van evolucionando, especialmente Dionisio, el millonario, eje central de la novela, cuya apasionante vida se hace merecedora de ser narrada en un libro, en este caso comprimida en un solo volumen.
La prosa empleada es certera y rica, si bien presenta en ocasiones algunos giros propios del norte peninsular, quizás como seña de identidad del propio autor, que resuelve el tema estilístico con gran maestría, pues la novela atrapa y, solo como ocurre con las buenas obras, el lector puede lamentar, al concluir, que se haya acabado el libro. 

Por mi parte, decir que ha sido un libro curioso, de una temática muy peculiar que ha llamado mi atención y merece la pena que sea publicado”.

lunes, 1 de julio de 2019

Matemáticas en el deporte: Problemas técnicos con los gráficos.


En mi intento por hacer partícipes a los lectores del blog del interesante estudio matemático de mi amigo Luis Jesús Llaneza Gonzalez  sobre la adjudicación de medallas en las Olimpiadas. Al pasar el contenido en PDF a Word para que apareciese aquí impreso, han surgido problemas técnicos con los gráficos, complemento al estudio, que sí está completo.
Quien tenga interés en conocerlos y acceder a ellos correctamente, por favor, me escribe y le enviaré en e-mail el documento íntegro. (vilela222@gmail.com).
Disculpen mis problemas técnicos surgidos hasta ahora con el anterior comentario.

sábado, 29 de junio de 2019

Matemáticas en el deporte. Por Luis Jesús Llaneza González




Ruego difundas este trabajo entre personas a las que, potencialmente, consideres podría interesar, pues me gustaría se conozca.

             Estaría dispuesto a defenderlo en público.
             Gracias. Un saludo.


HACIA UN SISTEMA DE EVALUACIÓN DE LAS CONFRONTACIONES DEPORTIVAS (Acompañado de varios artículos de aplicación del método)

Luis Jesús Llaneza González

1

Edición: Luis Jesús Llaneza González Maquetación: Luis Jesús Llaneza Blanco Mieres, 2019 Edición no venal

2

HACIA UN SISTEMA DE EVALUACION DE LAS CONFRONTACIONES DEPORTIVAS.

INTRODUCCIÓN:

Los actuales acontecimientos deportivos de carácter supranacional (juegos olímpicos, campeonatos mundiales o de Europa...) y aun los de índole nacional, se han convertido en uno de los fenómenos sociales más importantes de nuestro tiempo. Además de mostrar la potencialidad deportiva de un país, tratan de ser exponente de su peso político y capacidad económica, de su importancia en el concierto mundial. Su influencia en los más diversos ámbitos es asombrosa y al desarrollo deportivo se destinan ingentes cantidades de dinero. Todo lo dicho hace conveniente estudiar el fenómeno desde las más variadas perspectivas. Este trabajo trata de aportar un sistema de medida para los resultados obtenidos en las diversas pruebas, origen de cualquier análisis posterior.

En el texto siguiente trata de desarrollarse un método de evaluación de los resultados obtenidos por las entidades deportivas, de cualquier grado, en las competiciones en que participan, mediante la adopción de una métrica ( sistema de medida ), de uso sencillo, que permita considerar del modo mas subjetivo posible su intervención en dichos eventos. He procurado construir un sistema de valoración que trata de conseguir diversas finalidades, necesarias en mi criterio. En primer lugar que tienda a una objetividad razonable, evitando, en la medida de los posible sesgos y pericias interesadas y que, a la vez, permita un análisis sencillo de sus resultados, al alcance de cualquier aficionado normal. Y también que la verificación, conteo y transmisión de datos pueda realizarse de forma rápida, perfectamente factible con los medios técnicos actuales, dada la inmediatez que el tiempo presente exige a la noticia.

Se hace notar que los ejemplos de aplicación se han realizados sobre actividades y competiciones olímpicas mas del propio texto se desprende su posible utilización, de forma similar, para cualquier tipo de evento deportivo.

METODOS DE EVALUACION ACTUALES

En las actividades deportivas los métodos de evaluación deben propender a un análisis de los resultados que determinen un balance de actuación y, a la vez, permitan una estimación crítica de los mismos, en comparación con los de otras entidades similares.

No conozco los métodos específicos que los diversos órganos rectores de la actividad deportiva española utilizan para la estima de resultados pero es obligado decir que los seguidos por los medios de difusión son de tal simpleza que se convierten en una  ̈obscenidad ofensiva ̈ para todos los amantes del deporte.

3

El método actual del pódium puede servir para efectuar la valoración de una prueba o competición deportivas, en el estimulo de la actuación individual, mas su aplicación a una teórica clasificaron por entidades, de cualquier orden en los grandes eventos deportivos es causa de graves distorsiones y errores en el análisis. La  ̈grosería ̈ del método puede establecerse mediante el sencillo ejemplo siguiente: Un determinado país participa en un evento multideportivo (las olimpiadas, p.ej) con un único deportista, excepcional que consigue una medalla de oro en su especialidad; el país de referencia, en la clasificación utilizada por la casi totalidad de los medios de difusión, estará situado por encima de cualquier otro que, sin alcanzar una presea dorada, haya logrado numerosas medallas de plata y bronce. En resumen, la valoración por podium es en mi criterio, contraria a la expansión y desarrollo deportivo de un país, al no considerar el nivel real de sus logros.

Una mejora sencilla, aunque basta, del método anterior, consistiría simplemente en asignar un valor numérico a las preseas según su color y efectuar la suma correspondiente. La estimación sería en mi opinión, de tres puntos para el oro dos, para la plata y uno para el bronce; esto significaría que en un podio el oro valdría tanto como la suma de la plata y el bronce. La aplicación de este sistema resolvería el caso excepcional reseñado anteriormente y, lo más importante, establecería una clasificación más racional, en la que las entidades deportivas con  ̈actuaciones excepcionales ̈ abandonarían sus lugares de privilegio, sustituidas por otros participantes de superior nivel deportivo. Un sencillo programa informático sería suficiente para mantenerlo operativo y dado que el conteo de datos es el mismo no existiría problema alguno en su empleo inmediato, con las consiguientes ventajas de “educación deportiva ̈ que su utilización traería aparejada.

A la finalización de la Olimpiada de Río de Janeiro, la periodista Almudena Rivera publicó un artículo en el diario deportivo Marca (23-08-2016), con el titulo de  ̈Prueba superada ̈. En él se establecía una valoración cuantitativa de la participación española en la estima de resultados. Realizados los cotejos correspondientes, comprobé que en la misma seguía criterios idénticos a los empleados por el Comité Técnico del Consejo Superior de Deportes en su clasificación del deporte mundial con motivo de los Juegos Olímpicos de Barcelona. El método consistía en puntuar, en su totalidad, los diplomas conseguidos, es decir, calificar los ocho primeros puestos de cada prueba individual o de equipo. Para ello se estimaba en 9 la suma del puesto ocupado y la puntuación asignada – p. Ej., 4o puesto, 5 puntos-, mejorando en una unidad el primer puesto, valorado en 9 puntos. Obviamente esta evaluación mejora en mucho las anteriores, al considerar otras aportaciones que no son las del podio, por cuya razón se convierte en un indicador más adecuado, pero no el más idóneo en mi opinión, del desarrollo y la realidad deportiva de un país.

Es posible que las organizaciones competentes hayan establecido otros métodos de baremación más eficientes, que reflejen con mayor exactitud el rendimiento de la

4

participación en una determinada prueba deportiva. En todo caso yo no los he visto expuestos en ningún medio. Este hecho me ha impelido, ante las graves deficiencias de los por mi conocidos, a esbozar un método sencillo de fácil aplicación que permita evaluar la intervención de cualquier entidad en una actividad deportiva con un índice de aproximación a la realidad objetiva suficiente, en un razonable grado de evidencia, muy superior al aportado por los anteriores.

A LA BUSQUEDA DE UNA NORMATIVA

Todo sistema de valoración de cualquier actividad lleva implícito el desarrollo previo de dos condiciones básicas: normativa y cuantificación. En primer término, es precisa la elaboración de una normativa, de unas reglas que caractericen y permitan evaluar la actividad considerada de modo uniforme y homogéneo, conforme a los criterios mantenidos al respecto por su creador. Es de carácter axiomático y, en consecuencia, cualquier modificación en la reglamentación lleva aparejada un nuevo sistema de valores, sustitutivo del anterior. La cuantificación es la operación por la que se asignan valores numéricos a los diferentes resultados posibles de la actividad, al objeto de permitir su cotejo y comparación con otros de similar carácter cuando sea menester. La cuantificación es mutable. Sin que varíen los criterios formales que rigieron su implantación, pueden variarse los indicadores numéricos consignados por numerosas razones, bien por defectos contrastados en su aplicación bien por modificación sustancial de alguna de las condiciones materiales en que se desarrollaba la actividad, entre las más comunes.

CLASIFICACIÓN DE LOS DEPORTES CONFORME A LA PARTICIPACIÓN EN LA COMPETICIÓN

DEPORTE

INDIVIDUAL DE EQUIPO

PROPIA PLURIPERSONAL ASOCIADA PROPIA REDUCIDA

Es muy difícil, dado su nivel de complejidad, establecer cualquier tipo de clasificación de los deportes existentes. Para ello se precisan determinar los rasgos predominantes que puedan homologar de la forma más correcta, a los fines perseguidos, el hecho analizado. A los efectos que busca este trabajo, parece conveniente distinguir conforme a la participación en la competición. En este criterio los diferentes deportes, en una primera aproximación pueden configurarse en dos grandes grupos: individuales y de equipo. Deportes netamente individuales se caracterizan por la singularidad que presentan sus pruebas. En ellas un único participante es el que cubre las condiciones que

5

señala la prueba, en liza con otros en idéntica condición. Este tipo de participación era el propio de las olimpiadas clásica y, hoy, es el más común en las diferentes competiciones deportivas.

Es lógico considerar este tipo de pruebas como base de cualquier sistema de evaluación. Llegado este momento, parece oportuno plantearse los siguientes interrogantes: las diferentes pruebas individuales de un mismo deporte, ¿tienen el mismo peso?, y los de deportes diferentes ¿han de valorarse igual? En mi opinión es prácticamente imposible la evaluación objetiva de cualquier prueba – caso diferente es la valoración de los resultados conseguidos - , en contraste con otra u otras, del mismo o diferente deporte, ya que el desarrollo de las mismas hace necesarias determinadas condiciones, físicas y psíquicas, diferentes en cada caso e incasables.

La valoración cuantitativa de las pruebas deportivas individuales será la base del sistema de evaluación. La calificación asignada a los resultados obtenidos será idéntica para todas las pruebas de un mismo o diferente deporte, correspondiéndose a la clasificación obtenida.

Existen actividades deportivas, las denominaré de competición plural, en las que una sola persona, en el desarrollo de la misma, ha de efectuar varias pruebas, concernidas a un deporte (decatlón...) o a varios (pentatlón moderno, triatlón...). Este tipo de pruebas, al ser muy superior para el practicante, exigen una condición natural múltiple y una preparación mucho más compleja que las propias de la practica individual; en suma, los resultados provienen del desarrollo de una actividad de dificultad muy superior a la individual, hecho que la hace digna de una consideración especial, que sea capaz de valorar su superior merito.

Al objeto de evaluar el mayor mérito de las competiciones pluripersonales, se utilizarán para su valoración las calificaciones individuales afectadas por un coeficiente multiplicativo, relacionado con el número de pruebas a realizar, y diferenciado respecto a que pertenezcan a uno o varios deportes.

En la mayoría de los deportes de carácter individual existen algunas pruebas de participación colectiva, que se han ido introduciendo en los repertorios deportivos de modo paulatino a partir de las primeras olimpiadas de los tiempos modernos, como expansión necesaria y conveniente de determinadas pruebas individuales. La característica común es la de ser varios los intervinientes en la misma prueba, siendo diversas las modalidades de participación. En una primera aproximación, suficiente, podríamos considerar que todos ellos compiten juntos (dobles de tenis...), o reiteradamente en el tiempo (relevos...), o mediante participación separada y valoración conjunta de la actuación (concursos hípicos por naciones...). Es momento de una aclaración: algunos tratadistas de estos temas consideran que ciertas pruebas consideradas en este apartado deben denominarse de equipo; yo reservo el término para otro tipo de deportes, como posteriormente se indicará primando aquí el origen

6

individual de las pruebas incluidas en este apartado. Al ser precisas varias personas, preparadas específicamente para una competición de este tipo, su grado de dificultad es obviamente, superior al que corresponde a idéntica prueba de participación individual.

Las pruebas denominadas de asociación en los deportes de carácter primordialmente individual, serán calificadas conforme a un coeficiente multiplicativo, relacionado con el número de participantes en la misma y sin establecer diferencias por modalidades, considerando como base la tabla de valores correspondientes a la clasificación individual.

En este estudio se estima como deporte de equipo a la actividad competitiva que enfrenta a dos agrupaciones (equipos), compuestos por el mismo número de jugadores conforme a la asunción de determinadas reglas. A nuestros efectos, su característica principal se debe a no provenir, por extensión, de un deporte individual, de generarse y desarrollarse en si mismo. He de consignar como deportes, de este cariz, más significados y de representación olímpica continuada los Fútbol, Baloncesto, Balonmano, Waterpolo, Hockey hierba y Voleibol, tanto masculino como femenino. Algunos de los deportes citados, en sentido contrario a la expansión de otros de carácter individual, han ido reduciendo el número de participantes, así como, en algunos casos, modificando las reglas y características propias del juego. En las olimpiadas ya tiene carta de naturaleza el vóley-playa y en Río ya se incluyó el rugby a 7, y existe una opinión generalizada de que en un futuro próximo tendrán acceso versiones reducidas y variantes de alguno de los deportes citados. Al ser varios los participantes y, conforme a las reglas del juego con funciones diferenciadas y especificas es normal asignar una valoración superior a la propia individual.

Las pruebas denominadas de equipo, tanto en su versión propia como en la reducida, se valorarán conforme a un coeficiente multiplicador, proporcional al número de participantes en el juego, considerando como base las puntuaciones asignadas a las clasificaciones individuales.

Dada la importancia social de este tipo de deportes podrá incluirse un factor de corrección que considere este tipo de circunstancias.

PRESCRIPCION DE UN METODO DE EVALUACION

La primera cuestión a dilucidar es el número de participantes que, conforme a la clasificación obtenida en cada prueba o competición, deban ser puntuados. Amen de la ordenación generada en el desarrollo de la prueba, estructurada en niveles de puntuación han de considerarse aquellas características que propendan del modo más conveniente a las finalidades de este trabajo, debiendo cumplir los requisitos de objetividad razonable, rapidez en la evaluación y claridad y sencillez en la exposición y análisis de sus resultados.

7

En las pruebas de un evento deportivo, únicamente serán valorados aquellos participantes que alcancen una clasificación determinada, estipulada de antemano y modo reglado.

Al adoptar como modelo de competición el propio de los juegos olímpicos (asimilable a cualquier otro evento deportivo de menor dimensión) se pueden obtener varias consecuencias válidas al fin perseguido.

Actualmente, la participación en los juegos olímpicos es restringida. Los distintos organismos, de rango mundial, de los deportes implicados en el acontecimiento, determinan en que condiciones puede realizarse la inscripción individual o de equipos, que salvo en el caso de determinadas excepciones puntuales, nunca es libre. En consecuencia, la simple accesión a los juegos es un merito consignable y la obtención de determinadas calificaciones ha de ser valorable hasta niveles de orden medio.

En las intervenciones individuales, el hecho de que el campo de pruebas de los deportes más clásicos (atletismo y natación), tuviese ocho calles ha determinado que en la prueba final de algunos concursos solamente pudiesen participar ocho competidores (finalistas). Este ha sido el motivo de la concesión de diploma olímpico, y la condición de finalistas, a los ocho primeros clasificados en cualquiera de las pruebas olímpicas. Pero la participación suele muy nutrida, a pesar de las restricciones en la inscripción, por cuya razón es razonable incrementar a dieciséis (inclusión de los semifinalistas) la participación valorable.

En las últimas olimpiadas la inscripción en los deportes de equipo se ha restringido a un máximo de dieciséis países, reducidos en alguno de ellos a doce. Las condiciones de selección, obviamente, son muy duras y, simplemente, la presencia en los juegos ya es de necesaria valoración. Normalmente la competición se desarrolla en dos fases, una primera en la que los equipos están divididos en grupos, y otra segunda en la que los ocho mejores (cuartos finalistas) siguen un proceso de eliminación a partido único.

Los dieciséis mejor clasificados en cada prueba o competición serán evaluados, conforme a la puntuación que corresponda al puesto alcanzado.

A efectos de puntuación se consideran tres niveles de participación, conforme la clasificación obtenida en la prueba valuada: una primera categoría, medallistas, que incluye a los clasificados de primero a cuarto lugar (se añade la sufrida medalla de  ̈chocolate ̈ ) ; un segundo nivel (finalistas o cuarto finalistas al referirnos a deportes individuales o de equipo respectivamente) que comprende del quinto al octavo puesto; y un último nivel (semifinalistas u octavo finalistas, respectivamente) que contiene a los clasificados del noveno al decimosexto lugar, ambos incluidos.

8

La puntuación en cada uno de ellos, puede ser diferenciada, pero será única para cada puesto baremado.

Se distinguen tres niveles de baremación, conforme a la clasificación obtenida en una prueba determinada. Las clasificaciones asignadas serán específicas para cada puesto obtenido mas puede existir algún nivel de puntuación único.

Cuando no sea posible determinar exactamente el puesto conseguido en una prueba, o en las situaciones ex aequo la puntuación asignada a cada participante, o equipo, será el promedio de la valoración de los puestos alcanzados en la misma. Se utilizarán valoraciones promedias para los casos de igualdad en los resultados.

VALORACION NUMERICA DE LOS DEPORTES DE PARTICIPACION INDIVIDUAL

Todas las pruebas correspondientes a deportes de participación individual (propia), recibirán una puntuación conforme a la tabla adjunta.

La única excepción que se ha considerado en estas

TABLA DE PARTICIPACIÓN pruebas es la carrera de maratón que será afectada en

INDIVIDUAL PROPIA

su valoración por un factor de corrección

NIVEL CLASIF. PUNT.

multiplicativo. En consecuencia, la puntuación en la prueba indicada será:

MEDALLAS

pm = pi x 1,25 en la que pm es la puntuación correspondiente a una clasificación en dicha prueba y pi, es la normal de cualquier prueba individual

Las pruebas o concursos correspondientes a deportes individuales de competición plural, en los que un mismo participante compite en varias pruebas de un mismo deporte o de deportes diferentes (decatlón y triatlón, por ejemplo), la puntuación correspondiente a la clasificación individual se verá afectada por un factor multiplicativo, consignado en la tabla adjunta. En consecuencia, la puntuación asignada a las pruebas de este tipo vendrá dada por:

p = pi x fp en la que p es la puntuación asignada, pi (puntuación individual) y fp es el factor de corrección por participación pluripersonal.

En este apartado se incluyen todas las manifestaciones deportivas que he denominado individuales asociadas y de equipo en todas sus modalidades. Para valorar la clasificación obtenida en estas competiciones se utiliza un factor de corrección multiplicativa de la valoración individual, que trata de expresar la mayor dificultad que entraña conformar los equipos o asociaciones necesarios para poder participar en los partidos y pruebas propias de este tipo de confrontaciones en consecuencia la

1 10 2 8 3 7 4 6 FINALISTAS <5-6> 4 <7-8> 3

SEMIFINALISTAS <9-16> 1

TABLA DE PARTICIPACIÓN DE COMPETICIÓN PLURAL

No DE PRUEBAS fp

2 1.5 <3-4> 1.75 <5-7> 2.25 <8-10> 2.75

9

puntuación asignada a una clasificación determinada vendrá dada por:

p = pi x fe en la que p es la puntuación de valoración, pi (puntuación individual) y fe es el factor de corrección por participación de equipo.

DEPORTES DE EQUIPO

Conforme a la utilización de un solo rango, numero de personas competidoras en las diversas pruebas, se ha conseguido un modelo de baremación capaz de evaluar cuantitativamente la participación de una entidad en un evento deportivo con un razonable grado de aproximación a la realidad y, en particular permite establecer comparaciones entre las entidades participantes en cuanto a los resultados obtenidos.

Más, en mi criterio, la valoración de los resultados de una competición exige la introducción de nuevos factores de corrección que traten de ajustar la baremación empleada a unas  ̈ realidades  ̈ existentes y cuya incidencia esta fuera de toda duda. Obviamente estos factores actúan sobre todas las pruebas con diversos rangos de incidencia. Es un método, éste, en el que características fundamentales son la sencillez de sus criterios de evaluación y la rapidez en la tramitación de los datos; el incluir factores de corrección en las pruebas individuales añadiría unos elementos de distorsión muy acusados en el desarrollo fáctico del método, que se pretende preservar además de la excesiva subjetividad que significaría su utilización diversificada. No obstante los resultados de los deportes de equipo en los grandes eventos deportivos ejercen una influencia significada y producen importantes efectos en numerosos ámbitos de la sociedad. Este hecho, comúnmente admitido, me ha impelido, en criterio personal, a incluir un factor de corrección, complementario, fs, que trate de evaluar esta consideración.

Por tanto la puntuación asignada a una clasificación determinada en los deportes de equipo vendrá expresada por:

p=pi x fd, viniendo expresado fd por fd=fa x fs en la que: p= puntuación evaluada en esta actividad; pi= puntuación correspondiente a una clasificación en actividad individual; fa: factor de corrección en función de participación asociada; fs: factor de corrección de incidencia social; fd: factor de corrección en deportes de equipo.

VALORACIÓN NUMERICA DE LOS

DEPORTES DE PARTICIP. ASOCIADA

PARTICIPANTES fe

2 1.5 <3-4> 2 <5-7> 2.5 <8-15> 3

FACTORES DE CORRECIÓN EN PARTICIPACIÓN POR EQUIPOS

DEPORTE COMP. fe fs fd

FUTBOL 11 3 2.5 7.5 BALONCESTO 5 2.5 2.5 6.25 BALONMANO 7 2.5 2 5 WATERPOLO 7 2.5 2 5

HOKEY H. 11 3 1.5 4.5 VOLEYBOL 6 2.5 1.5 3.75 RUGBY 7 7 2.5 1 2.5 VOLEY PLAYA 2 1.5 1 1.5

10

TABLA DE PUNTUACIÓN AJUSTADA de los DEPORTES DE EQUIPO

PUNTUACIONES AJUSTADAS POR TIPO DE DEPORTE (FACTORES DE CORRECCCIÓN POR DEPORTES - fD) PUNTUACIÓN CLASIFICACIÓN BASE F BC BM WP HH VB R VP

OBTENIDA (INDIVIDUAL) (7.50) (6.25) (5.00) (5.00) (4.50) (3.75) (2.50) (1.50) 1 10 75.00 62.50 50.00 50.00 45.00 37.50 25.00 15.00 2 8 60.00 50.00 40.00 40.00 36.00 30.00 20.00 12.00 3 7 52.50 43.75 35.00 35.00 31.50 26.25 17.50 10.50 4 6 45.00 37.50 30.00 30.00 27.00 22.50 15.00 9.00 <5> 4 30.00 25.00 20.00 20.00 18.00 15.00 10.00 6.00 <7> 3 22.50 18.75 15.00 15.00 13.50 11.25 7.50 4.50 <9> 1 7.50 6.25 5.00 5.00 4.50 3.75 2.50 1.50

ALGUNAS DISQUISICIONES FINALES

La inclusión del rango de participación individual como determinante de la puntuación obtenida en las diversas pruebas de la competición, efectúa una ponderación mucho más ajustada a la realidad material que una simple enunciación de las medallas y diplomas obtenidos, cuantifíquense o no.

La inclusión de una valoración equilibrada de la participación en los deportes de equipo, amplía y enriquece el análisis de los resultados obtenidos en este tipo de competiciones, de amplia difusión y gran incidencia social.

Es la base que sirve para la obtención de numerosos ratios, aplicables a las consideraciones que el analista desee realizar. Al cruzarse con otros datos (presupuestos, composición de equipos, gastos de preparación...) permiten una disección más profunda de los resultados alcanzados y de la propia actividad.

Posibilita la comparación de resultados con otras entidades competidoras y, también, entre los diversos deportes de su participación, en una valoración sin sesgos excesivos.

La sencillez de su conteo y la simplicidad de las tablas de valoración logran que, bien a mano, bien en la utilización de medios informáticos sencillos pueda seguirse la marcha de un evento con la inmediatez necesaria a los efectos previstos, lo que permite su utilización por los medios de difusión.

En resumen, el método de calificación expuesto mejora sustancialmente los que, actualmente, emplean los diversos medios de comunica ción para valorar los resultados de las grandes competiciones y no presentan problema importante alguno para su implantación y uso.

11

ÁNALISIS DIFERENCIAL DE LA PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA FEMENINA EN DEPORTES DE EQUIPO (JUEGOS OLÍMPICOS DE RIO DE JANEIRO-2016)

Todo relato sobre los logros de los deportes de equipo femeninos españoles exige, de obligada justicia, una especial mención a Barcelona, como origen y cuna del espectacular desarrollo que dichas actividades han adquirido en España.

Los JJ.OO. de 1992, permitían que el deporte español, como estado organizador, pudiese inscribirse, sin necesidad de fase preolímpica de selección, en la totalidad de especialidades deportivas en liza, en el apartado que nos concierne: baloncesto (BC), balonmano (BM), hockey-hierba (HH) y voleybol (VB), ya que el futbol (F) y el waterpolo (WP) no habían sido incluidos en el repertorio olímpico femenino.

Nuestra participación, efectuada con elevada dosis de ilusión y gran modestia, señalaba la “puesta en escena” de un país que en paralelismo a su desarrollo socio económico, trataba de conectar, en el ámbito deportivo, con las “realidades” de la sociedad mundial vigente. La intervención se cerró con un rotundo éxito, en la que la medalla de oro conseguida en HH representaba, únicamente, el paradigma de un trabajo bien hecho, refrendado por un triunfo inesperado. La consecuencia más importante obtenida de los juegos de Barcelona fue la convicción de que el deporte español, en especial el femenino, iniciaba una era de expansión y desarrollo.

La, en cierto modo, prodigiosa competición barcelonesa se iría diluyendo en las cuatro olimpiadas siguientes mas sería fermento adecuado para la creación de un sustrato deportivo adecuado en el entorno juvenil. Fruto del trabajo de base se produciría nuestro emerger en las olimpiadas londinenses (2012), continuadas en los juegos de Rio de Janeiro (2016). En dicha competición se pondría de manifiesto, en forma meridiana, la potencialidad de los equipos españoles participantes en estas

TABLA DE PUNTUACIÓN AJUSTADA de los DEPORTES DE EQUIPO

PUNTUACIONES AJUSTADAS POR TIPO DE DEPORTE (FACTORES DE CORRECCCIÓN POR DEPORTES - fD) PUNTUACIÓN CLASIFICACIÓN BASE F BC BM WP HH VB R VP

OBTENIDA (INDIVIDUAL) (7.50) (6.25) (5.00) (5.00) (4.50) (3.75) (2.50) (1.50) 1 10 75.00 62.50 50.00 50.00 45.00 37.50 25.00 15.00 2 8 60.00 50.00 40.00 40.00 36.00 30.00 20.00 12.00 3 7 52.50 43.75 35.00 35.00 31.50 26.25 17.50 10.50 4 6 45.00 37.50 30.00 30.00 27.00 22.50 15.00 9.00 <5> 4 30.00 25.00 20.00 20.00 18.00 15.00 10.00 6.00 <7> 3 22.50 18.75 15.00 15.00 13.50 11.25 7.50 4.50 <9> 1 7.50 6.25 5.00 5.00 4.50 3.75 2.50 1.50

modalidades y, en conjunto, la potencialidad del deporte femenino español en las disciplinas consideradas como de asociación que situaba a nuestro país en los primeros escalones del deporte mundial. A efectos estadísticos considerar que por primera vez se

12

superaba (conforme al método estadístico de LJLL), los 96.25 puntos de Barcelona en un 7%, alcanzando los 103.25 en Rio, con similar participación (cuatro pruebas en cada una de ellas). Estos resultados son el indicador más importante en cuanto a que el deporte femenino español ha alcanzado la madurez precisa para competir, en futuras ocasiones, a niveles de excelencia, con previsión si las cosas no se tuercen y se siguen manteniendo las ayudas necesarias de un esplendoroso futuro.

En el cuadro I, amén de la clasificación obtenida en cada disciplina, se incluye la puntuación asignada a cada una de ellas, conforme al método de valoración cuantitativa expresado en la “tabla de puntuación ajustada”, situada sobre este texto.

Por la observación del cuadro I, denotamos que la participación en esta olimpiada ha sido la máxima hasta el momento, no haciéndolo, únicamente en F y VB, deportes en los que nunca nuestras selecciones han logrado clasificarse en los torneos preolímpicos. Frente a las dos medallas conseguidas en Londres (plata en la primera participación del WP y bronce en BM), solo se ha conseguido una en BC. Las previsiones más optimistas determinban tres presencias en el podio, alguna en el escalón más alto, pero las peculiaridades de una competición de este carácter convierten en una carrera de obstáculos este tipo de logros. No obstante, el alto nivel medio de las diferentes selecciones que alcanzaron en su totalidad los cuartos de final (equivalente a diploma olímpico), han permitido la mejor clasificación conjunta del deporte asociativo femenino, con una valoración total de 112.25 puntos.

Para poder evaluar del modo más objetivo posible, el salto efectuado por el deporte olímpico femenino español, nada mejor que analizar nuestra participación, en cotejo relativo con el resto de las competidoras, en los últimos juegos olímpicos. Dicho análisis da exacta medida de la progresión experimentada por nuestras selecciones femeninas en el último cuarto de siglo, al partir de una actividad y organización prácticamente inexistente y sin peso alguno en el conjunto del deporte mundial.

Estados Unidos es un caso especial que monopoliza el deporte mundial. Baste con decir que de los 360 puntos, máximo posible en las ocho competiciones practicadas, ha obtenido 205 puntos, el 57% del total, y que dicha puntuación supera en un 66% la del segundo clasificado, Brasil. Y todo ello sin participar en BM. Dos medallas de oro y cuatro de plata son el balance de su participación, librada con un dominio abrumador.

Cuadro I DEPORTE CLASIF. PUNT.

FUTBOL -- -- BALONCESTO 2o 50.00 BALÓNMANO 5/8o 17.50 WATERPOLO 5/6o 20.00 HOCKEY-HIERBA 5/8o 15.75

VOLEIBOL -- --

RUGBY 7/8o 7.50 VOLEY-PLAYA 9/16o 1.50

TOTAL 112.25

Cuadro II

PUNTUACIÓN LJLL - CLASIFICACIÓN GENERAL

CLASIF. PAIS PUTOS

1o ESTADOS UNIDOS 205.00 2o BRASIL 123.00 3o ALEMANIA 121.50 4o FRANCIA 117.50 5o AUSTRALIA 112.75 6o ESPAÑA 112.25 7o RUSIA 105.75 8o CANADA 101.00 9o HOLANDA 88.50 10o CHINA 85.75

13

Exceptuando a EEUU, se denota, al observar el cuadro II, que siete naciones (4 europeas, 2 americanas y Australia), se encuentran en el reducido intervalo de 22 puntos. Y entre ellos España, ocupando el séptimo lugar de la clasificación general y el tercero en el orden europeo, precediendo a países europeos de gran tradición deportiva y olímpica, tales como Rusia, Gran Bretaña, Italia, Suecia ... De lo cerrado de dicha clasificación da muestra de que si España se hubiese clasificado para los juegos de Rio en futbol y superado la fase de grupos (cuartofinalista), habría alcanzado el segundo puesto de la clasificación general, superando a Brasil. El “milagro español”, en este hipotético caso, hubiese sido “estratosférico”.

En el cuadro III, se establece una comparación entre los diversos medios de baremación y, a la vez, se muestran las naciones punteras en cada uno de los continentes. De la observación del mismo se desprende que, sea cual sea el sistema de medida, los resultados de la valoración de esta olimpiada coinciden en un alto grado. La razón del escaso sesgo existente en la valoración se debe, en este caso, a que los países con mayor valoración olímpica han cosechado gran número de medallas (16 de las 24) y

Cuadro III

DEPORTES DE ASOCIACIÓN FEMENINOS

POR MEDALLERO POR MEDALLERO PUNTUADO POR MÉTODO LJLL



CLASIFICACIÓN

CLAS. CLAS. CLAS. PAIS MED. PAIS PTOS. PAIS PTOS.



1o GENERAL EEUU 1o 2 Or EEUU 1o 8 EEUU 1o 205.00

1o EUROPA ALEMANIA 2o 2 Or ALEMANIA 2o 7 ALEMANIA 3o 121.50

1o AMERICA BRASIL 8o E 1 Ag BRASIL/CANADA 8o E 2 BRASIL 2o 123.00

1o ASIA CHINA 4o E 1 Or CHINA 4o E 3 CHINA 10o 85.75

1o AFRICA ------- ---- ---- ------- ---- ---- ANGOLA <20o 20.00="" o:p="">

1o OCEANIA AUSTRALIA 4o E 1 Or AUSTRALIA 4o E 3 AUSTRALIA 5o 112.75

ESPAÑA 8o E 1 Ag ESPAÑA 8o E 2 ESPAÑA 6o 112.25

las ocho restantes han sido conseguidas por países de nivel medio alto en las competiciones pertinentes. Y en consecuencia las diferencias de clasificación provenientes de la obtención de medallas por naciones de escasa participación no han vulnerado las clasificaciones.

De la observación del mismo, inferimos que los resultados obtenidos por España en esta olimpiada son equiparables, en algún caso superior, a los de China, la gran potencia mundial emergente, o de Australia, país de gran desarrollo económico y un historial deportivo sobresaliente, representante destacado y casi único del deporte de equipo en Asia y Oceanía. Señalar que el desarrollo de estos deportes en Africa es prácticamente nulo y su extensión debe de ser uno de los pasos importantes a dar por el olimpismo mundial. Como posteriormente se indicará, el deporte femenino de equipo se concentra en Europa y América, con especial relevancia en el primero de los continentes citados. En él, Alemania, tal como se refleja en el cuadro III, ocupa un lugar destacado.


GRAL. GRAL. GRAL.

E: Exaequeo Or: Oro Ag: Plata Br: Bronce

14

Desde que ha desaparecido la inscripción libre en la fase final de los JJOO y se ha asignado, por el organismo pertinente, para cada deporte de equipo el número total

de selecciones presentadas al

Cuadro IV DEPORTES ASOCIACIÓN FEMENINOS

POR NIVEL DE evento, la simple

CLASIFICACIÓN

POR INDICE DE PARTICIPACIÓN

RENDIMIENTO PAIS CLAS. PTOS. PAIS CLAS. PTOS. participación en esta fase es el

1o GENERAL EEUU 1o 18 ALEMANIA 1o 40.50 1o EUROPA ESPAÑA 4o 12 SUECIA 2o 40.00

resultado de

1o AMERICA 1o ASIA BRASIL 2o 14 EEUU 8o 29.28 CHINA 8o 9 CHINA 15o 17.15 un proceso

1o AFRICA ANGOLA <10 -------="" ----="" 2="" o:p="" selectivo="">

1o OCEANIA AUSTRALIA 3o 13 AUSTRALIA 12o 18.75 (torneos preolímpicos de clasificación), indicador de un cierto nivel en el ranking mundial del deporte considerado, por lo que su presencia en dicha fase final es digna de ser valorada.

Conforme a este criterio se ha elaborado un índice de valoración, denominado “nivel de participación”, ver cuadro IV, en el que no solo se considera la participación en la fase final, sino que, también, valora los resultados obtenidos en dicha fase, trata de ser un indicador promedio del nivel de participación de un país en la olimpiada considerada, en este caso la de Rio de Janeiro.

Este índice valora con 3, 2 y 1 punto, respectivamente, las clasificaciones de semi, cuarto u octavo finalista, con lo que se cubre la presencia total de los participantes en estas competiciones.

Hagamos un breve resumen sobre la participación en los juegos de Rio. En los 8 deportes en que se compitió, participaron 35 países diferentes -16 de Europa, 4 de Asia, 6 de Africa, 6 de América y 3 de Oceanía-. La distribución de participantes en la fase final es un claro indicador de la polarización deportiva en cada continente. El número de deportes incluidos en la participación de cada delegación es un máximo de 7 para EEUU y Brasil, seguidos de 6 por Australia y España, 5 para China, 4 para Canadá, Francia, Rusia y Japón; indicar que 12 países únicamente estuvieron representados en uno de los deportes de competición.

La clasificación de España conforme a este índice es muy meritorio ya que su clasificación la sitúa en el primer lugar europeo, donde la competitividad es muy fuerte, y en cuarto lugar mundial, detrás de EEUU, Brasil y Australia grandes potencias mundiales. Si dividimos los 12 puntos alcanzados entre las 6 participaciones, obtenemos un ratio, valor promedio por deporte, de 2 puntos, que viene a indicarnos que España

GRAL. GRAL.

ESPAÑA 11o 19.13

15

obtuvo una clasificación de cuartofinalista (del 4o al 8o puesto) en el conjunto de las especialidades. Todo un mérito digno de consignar.

Entre los múltiples ratios que pueden obtenerse a partir de una valoración métrica, se ha expuesto, ver cuadro IV, la que titulo índice de rendimiento, que expresa el cociente entre la puntuación global obtenida y el número de deportes participados, es decir, una puntuación promedio para la totalidad de las selecciones participantes. Obviamente este ratio penaliza palmariamente a los países con mayor número de participantes. Destaca Alemania, con 40,5 puntos (3 participaciones, con 2 oros y 1 bronce) y Serbia con 36.87 puntos (2 participaciones, con 1 plata y 1 bronce). España ocupó, en esta clasificación, el undécimo lugar con 19.13 puntos y estaría situada con una clasificación entre el 4o y el 5o puesto, más próximo a este último.

16

ANÁLISIS DIFERENCIAL DE LA PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA MASCULINA EN DEPORTES DE EQUIPO (JUEGOS OLÍMPICOS DE RIO DE JANEIRO-2016)

Señalar, inicialmente, que desde los juegos londinenses se ha normalizado la participación en la fase final de cada tipo de deporte, quedando estipulado en 12 selecciones, excepto para el fútbol con 16 selecciones participantes y el vóley-playa con un máximo de tres parejas por país. Esta modelización, homogeneizadora en la fase final, permite que la valoración métrica, derivada del sistema de valoración LJLL, en su aplicación no discrimine a ningún equipo participante pues valora hasta el decimosexto lugar, diferenciando el mérito de los que, en las fases de clasificación, han logrado alcanzar la fase final.

Una primera nota, digna de comentario, es la plural y numerosa participación de países diversos en la fase final de los deportes de equipo, síntoma inequívoco de la difusión y elevado rango que el deporte mantiene en la sociedad mundial. Mas lo que se desea constatar es la diferente densidad de la misma, que introduce sesgos en cualquier puntuación o ratio en las que influya la mayor, o menor, participación de selecciones en la competición.

Las 98 selecciones que disputaron la fase final de estos juegos, correspondían a 45 países diferentes: 20 europeos, 9 americanos, 7 asiáticos, 6 africanos y 3 de Oceanía. El conteo de participación por selecciones señalan que las europeas participantes fueron 44, 30 las americanas, 10 las asiáticas, siendo 9 las selecciones que participaron de Africa y otras tantas de Oceanía. Si obtenemos el ratio del valor promedio de las selecciones participantes por cada país de un continente determinado, obtendríamos los de 2.20; 3.33; 1.43; 1.50; y 3, para Europa, América, Asía, Africa y Oceanía respectivamente.

La observación de los datos que conforman el índice anterior, en relación con la participación europea, permite advertir un elevado número de presencias europeas en las competiciones finales a la vez que una gran atomización, que expresa el alto nivel deportivo alcanzado, en Europa, en estas especialidades y la gran competitividad establecida en la fase de clasificación. El número índice de América, sesgado por la participación de Brasil, como país organizador, indica un nivel deportivo alto mas en un menor número de países: Estados unidos, Brasil, Argentina y Canadá son grandes potencias, acompañados por algunos otros destacados en determinadas especialidades. Se puede asegurar que Europa y América conforman la participación en la fase final de los juegos de equipo. Los números índice de Asia y Africa, dan nota de la difusión de estas actividades deportivas y hasta las grandes potencias de estos continentes no han obtenido las clasificaciones que deberían corresponderles por su elevada condición dentro del concierto mundial. El caso de Oceanía es paradigmático; escasa actividad deportiva en un continente, concentrada la misma en Australia, y, en mucha menor medida en Nueva Zelanda.

17

Después de los extraordinarios resultados alcanzados en los juegos de Pekín (3 medallas en 4 participaciones) y una cierta continuidad, aún “a la baja”, en la participación en la olimpiada londinense (1 medalla y 3 diplomas, con el único borrón del fútbol), todo parecia augurar que la actuación española en las competiciones de Rio de Janeiro, situase a nuestros deportes de grupo en posición destacada dentro del ranking mundial. Ya en los torneos clasificatorios las cosas no rodarían como se esperaba y a la sempiterna ausencia del voleybol, debió añadirse la eliminación de la selección de futbol y el inesperado fallo clasificatorio de nuestro balonmano, que iniciaba un proceso de renovación del equipo.

En la fase final, por tanto, participaron las selecciones de baloncesto

RESULTADOS PARTICIPACIÓN MASCULINA ESP.

(medalla de bronce) y las de waterpolo y hockeyhierba (cuarto finalistas). En el BC, después de una fase de grupos,

RIO DE JANEIRO 2016 PUNTUACIÓN LJLL

DEPORTE CLASIFICACIÓN PUNTUACIÓN

FUTBOL ------ ------ BALONCESTO 3o 43.75 ultracompetida en la que los cuatro

BALONMANO ------ ------ clasificados lo hicieron con 3 victorias y

WATERPOLO 7o 15.00 2 derrotas, en cuartos de final se elimino

HOKEY H. 5o 18.00

a Francia fácilmente, cayendo en semifinales, muy honrosamente, ante EEUU por 76 8contra 82; en la disputa

VOLEIBOL ------ RUGBY 10o VOLEY PLAYA 9-16o TOTAL ------ 2.50 1.50

80.75 del tercer puesto se lograría un triunfo

Cuadro V agónico ante Australia (89-88) que significo la medalla de bronce, manteniendo la tónica de las olimpiadas anteriores y representando el ápice de nuestros deportes de equipo. Por el contrario, la participación en la fase de grupos de las selecciones de hockey y waterpolo fue lo suficientemente brillante -segundo y primero respectivamente, de sus grupos con 3 victorias 1 empate y 1 derrota- que hacían aspirar a más elevados logros. Unos encuentros desafortunados en los cruces frustraron las esperanzas que se habían forjado en la fase precedente. Resultado de todo ello sería, tal como se denota en el cuadro V, la peor clasificación de la totalidad de

CLASIF. GENERAL MASCULINA RIO JANEIRO 2016 PUNT. LJLL

CLAS. PAIS PUNT. 1o BRASIL 174.75 las olimpiadas desde Barcelona.

2o ALEMANIA 126.50 3o ESTADOS UNIDOS 103.75 No obstante, al analizar el cuadro VI que

4o ARGENTINA 101.50 computa, conforme al sistema de valoración

5o SERBIA 100.00 LJLL, los resultados obtenidos por los deportes

6o FRANCIA 82.75

de equipo en la olimpiada de Rio, se observa que España, a pesar de su, teóricamente, “desastrosa” participación ocupa una destacada

7o 8o 9o 10o ESPAÑA CROACIA ITALIA AUSTRALIA 80.75 79.50 78.50 72.75 situación (7o puesto) dentro de un bloque

Cuadro VI europeo muy igualado y en el que Alemania, muy destacada sobre el resto, muestra un alto nivel en el deporte europeo, debiendo destacarse, también a Serbia en una

18

extraordinaria actuación de sus deportistas (oro en BC y plata en WP, en sus dos únicas participaciones). El índice mas revelador de la fuerte competencia que la igualdad entre naciones, en el aspecto deportivo, ha generado el que, simplemente, con que España se hubiera clasificado para la fase final en futbol, o balonmano, tal como esperado, y alcanzando en estos los octavos de final estaríamos situados a nivel de EEUU, la máxima potencia del deporte mundial, sin duda.

En el análisis conjunto es reseñable la alta participación alcanzada por Brasil, al que si eliminamos el rango de país organizador, restando los 14,75 puntos obtenidos en aquellos deportes que no obtuvo diploma, tendríamos una puntuación de 160 puntos, a distancia considerable de sus inmediatos seguidores. A destacar, también, la alta puntuación obtenida por Argentina; en este caso se encuentra sesgada por la mayor facilidad de clasificación que en Europa. Pero al restarle los 12,5 puntos correspondientes a los deportes que no consiguió diploma, obtenemos una puntuación de 89 puntos, superior a Francia. En resumen: Argentina y Brasil son los países más importantes de América del Sur, en los deportes de equipo. Un recuerdo especial para la antigua Yugoslavia, en la que el deporte era un principio básico de su actividad. Serbia y Croacia, conjuntamente, habrían obtenido 179,5 puntos, la máxima valoración, y si restamos los 62 puntos ambivalentes, procedentes de las clasificaciones de Croacia en BC y WP obtendríamos una puntuación de 117,5, ligeramente inferior a la de Alemania, la gran potencia del deporte europeo.

En el cuadro VII, se trata de recoger la potencialidad deportiva de los países “punteros”, conforme a la valoración LJLL, de cada continente, a la par de establecer un cotejo con España, respecto a la citada condición. A la citada calificación se añade, en paralelo, las valoraciones,, comúnmente utilizadas por los medios de comunicación, denominadas “por medallero” y “por medallero puntuado”. La observación del cuadro

Cuadro VII

DEPORTES DE ASOCIACIÓN MASCULINA RIO JANEIRO

POR MEDALLERO POR MEDALLERO PUNTUADO POR MÉTODO LJLL



CLASIFICACIÓN

PAIS CLAS. MED. PAIS CLAS. PTOS. PAIS CLAS. PTOS.



1o GENERAL BRASIL 1o 3 Or BRASIL 1o 8 BRASIL 1o 174.75

1o EUROPA SERBIA 2o 1 Or SERBIA/ITALIA 2o E 5 ALEMANIA 2o 126.50

1o AMERICA EEUU 3o 1 Or EEUU 4o E 4 EEUU 3o 103.75

1o ASIA ------- ---- ---- ------- ---- ---- ------- ---- ----

1o AFRICA SUDAFRICA./NIG. 13o E 1 Br SUDAFRICA./NIG. 13oE 1 NIGERIA 12o 58.75

1o OCEANIA FIYI 4o E 1 Or FIYI 6o E 3 AUSTRALIA 10o 70.75

ESPAÑA 8o E 1 Br ESPAÑA 13o E 1 ESPAÑA 7o 80.75

me llevo a una interpretación inmediata de las discrepancias de los diferentes sistemas de valoración, bastante homogéneo en la condición de las grandes potencias (como Brasil y EEUU), pero absurdas en aquellas situaciones en que una actuación

GRAL. GRAL. GRAL.

19

excepcional en un deporte supera a una gran potencia deportiva que no alcanza tal distinción en ninguno de los deportes valorados. El caso más significativo que se desprende del cuadro VII, responde al caso de Fiyi, al que una medalla de oro en Rugby le sitúa por delante de Australia, la potencia deportiva más importante de Oceanía. Tambien en Europa las clasificaciones cualitativas generan discordancias mas en este caso, ya han sido tratadas y pueden considerarse como situaciones que podía corregir valorando, únicamente, a partir de un determinado número de participaciones.

Cuadro VIII DEPORTES ASOCIACIÓN MASCULINO RIO JANEIRO-2016 A partir de cualquier

POR NIVEL DE PARTICIPACIÓN POR INDICE DE RENDIMIENTO CLASIFICACIÓN

PAIS CLAS. PTOS. PAIS CLAS. PTOS. medición cuantitativa

1o GENERAL BRASIL 1o 16 SERBIA 1o 50.00 1o EUROPA ESP/FR/ALE/IT 4o E 9 ALEMANIA 2o 42.17 de un hecho

1o AMERICA EE UU 3o 10 BRASIL 7o 21.84 se pueden

1o ASIA JAPÓN <20 -------="" ----="" 4="" efectuar="" o:p="">

1o AFRICA SUDAFR/NIG <20 29.37="" 4="" 4o="" nigeria="" o:p="">

distintos ratios que

1o OCEANIA AUSTRALIA 4o E 9 AUSTRALIA 14o 14.15 ESPAÑA 4o E 9 ESPAÑA 13o 16.15

relacionen diversas variables con su métrica. En este caso se han utilizado dos sencillos ratios que tratan de expresar de modo métrico y valorado el valor de la participación de un país, no solo en la determinación de las competiciones en que participa, sino que, también, valorándolas con 3, 2, 1, puntos en función de su clasificación como semifinalistas, diplomados y octavofinalistas. El siguiente número de índice del cuadro VIII, denominado índice de rendimiento, siendo los puntos adquiridos por deporte competido, siendo un ratio que determina, de forma comparable, el rendimiento promedio de una nación en los deportes que ha participado; obviamente gran número de competiciones desvían los valores obtenidos, siendo lo ideal valorar el número índice en los casos que la participación fuera 3 o 4, en donde el sesgo seria menor. Conforme al nivel de participación, los primeros quince países son los siguientes: 1o Brasil (16 puntos y 8 participaciones); 2o Argentina (11 y 6); 3o EEUU (10 y 5); 4o a 8o, exaequeo, Italia, Alemania (3 participaciones ambas) y Francia, España y Australia (5 participaciones todas ellas) y una valoración de 9 puntos; 9o Croacia (3 y 7); 10o a 12o, exaequeo, Holanda, Serbia y Rusia (2 y 6); y 13o a 15o, exaequeo, Dinamarca, Polonia y Nueva Zelanda (2 y 5). En este ratio ocupan los tres primeros los países americanos (3) mas el peso está situado en la participación europea (10) restando 2 para Oceanía; destacar la escasa participación de Asia y Africa fuera de estos primeros, hecho que extraña, principalmente, de China y Japón.

En el cuadro numero IX (con todo detalle en el X), también aparece el calificado como índice de rendimiento, que permite establecer como clasificación, de orden general, en cuanto a la relación de puntuación y los deportes en que se ha participado.

GRAL. GRAL.

20

Al igual que en el índice anterior hemos efectuado una lista con los 15 primeros: 1o Serbia 50 (2 participaciones); 2o Alemania 42,17 (3 part.); 3o Dinamarca 36,25 (2 part.); 4o Nigeria 29,37 (2 part.); 5o Croacia 26,50 (3 part.); 6o Italia 26,16 (3 part.); 7o Holanda 22,50 (2 part.); 8o Brasil 21,84 (8 part.); 9o Polonia 21,62 (2 part.); 10o EEUU 20,75 (5 part.);11oRusia 19,50 (2 part.); 12o Argentina 16,92 (6 part.); 13o Francia 16,55 (5 part.); 14o España 16,15 (5 part.); 15o Australia 14,15 (5 part.). Se reitera el poderío conjunto de Europa en la competición, con 10 selecciones en la clasificación, ocupando América 3 plazas, Oceania 1 y entrando Africa, por la aportación de Nigeria. En el análisis de la relación se observa el sesgo, muy fuerte, que introduce el rasgo del número de participaciones. Si agrupamos por una participación de 5 deportes o más, ocupa el primer lugar Brasil, cuya valoración señala un altísimo rendimiento. Entre los países con tres participaciones encabeza la relación Alemania, seguida de Italia y Croacia, todas ellas con una alta valoración, siendo para los estados de dos participaciones el primer lugar para Serbia, también con un esplendido coeficiente.

Por último, dar los datos recogidos de un ratio que a los efectos de un análisis diferencial de la participación en una competición no tiene especial importancia mas si lo adquiere cuando se desea valorar el rendimiento de la participación en orden al coste económico de la misma (ver cuadros IX y X). La ratio (rendimiento por jugador participante en el conjunto, o cada una, de las selecciones), se obtiene dividiendo la puntuación obtenida por cada país por el número de integrantes de sus selecciones. Los resultados son fuertemente sesgados cuando se incluyen F y HH, cuyas valoraciones no están en proporción equivalente a las del resto de las especialidades. En la olimpiada de Rio Janeiro, la máxima calificación en este apartado sería para Serbia (8,33 puntos, con 12 jugadores), seguido de Italia (4,90 puntos, con 16 jugadores). España ocupo la 13 posición con 2,60 puntos y 31 jugadores participando.

ÍNDICE DE RENDIMIENTO POR PARTICIPANTE COMPARADOS EN FUNCIÓN DE LAS PARTICIPACIONES

PARTIC. DE 5 o MAS SELECC PARTIC. DE 3 SELECC PARTIC. DE 2 SELECC

PAIS PART PUNT PAIS PUNT PAIS PUNT BRASIL 8 3.06 ITALIA 4.90 SERBIA 8.33 EEUU 5 2.88 CROACIA 4.41 DINAMARCA 4.02 FRANCIA 5 2.66 ALEMANIA 4.36 RUSIA 3.90 ESPAÑA 5 2.60 JAPÓN 0.88 NIGERIA 3.67 AUSTRALIA 5 2.28 MEXICO 0.67 HOLANDA 3.00

ARGENTINA 6 2.16 (Con dos participaciones hay 14 naciones,

Cuadro IX como puede verse en el cuadro general)

21

INDICE DE RENDIMIENTO CON RELACIÓN A ESPECIALIDADES PARTICIPADAS Y NÚMERO DE PARTICIPANTES

CLASIF

RENDIMIENTO POR ESPECIAL. PARTICIPADAS

ESPECIAL.

PARTIC. PAIS PUNT. TOTAL

JUGADORES DE LAS ESP. PARTICIPADAS

RATIO POR

CLASIF JUGADOR

1 50.00 2 SERBIA 100.00 12 8.33 1 2 42.17 3 ALEMANIA 126.51 29 4.36 4 3 36.25 2 DINAMARCA 72.50 18 4.03 5 4 29.37 2 NIGERIA 58.74 16 3.67 7 5 26.50 3 CROACIA 79.50 18 4.42 3 6 26.16 3 ITALIA 78.48 16 4.91 2 7 22.50 2 HOLANDA 45.00 15 3.00 10 8 21.84 8 BRASIL 174.72 57 3.07 9 9 21.62 2 POLONIA 43.24 13 3.33 8 10 20.75 5 EEUU 103.75 36 2.88 11 11 19.50 2 RUSIA 39.00 10 3.90 6 12 16.92 6 ARGENTINA 101.52 47 2.16 15 13 16.55 5 FRANCIA 82.75 31 2.67 12 14 16.15 5 ESPAÑA 80.75 31 2.60 13 15 14.15 5 AUSTRALIA 70.75 31 2.28 14 16 12.75 2 N. ZELANDA 25.50 18 1.42 17 17 12.50 2 SUDÁFRICA 25.00 18 1.39 19 18 12.25 2 G. BRETAÑA 24.50 18 1.36 20 19 9.50 2 QUATAR 19.00 9 2.11 16 20 8.87 2 CANADA 17.74 17 1.04 21 21 7.08 3 JAPÓN 21.24 24 0.89 22 22 6.25 2 SUECIA 12.50 18 0.69 23 23 5.62 2 CUBA 11.24 8 1.41 18 24 4.37 2 EGIPTO 8.74 13 0.67 24 25 4.25 3 MEXICO 12.75 19 0.67 25

Cuadro X (Únicamente se consideran los países con al menos 2 participaciones)

22

ANALISIS DIFERENCIAL DE LOS RESULTADOS EN LAS ÚLTIMAS SIETE OLIMPIADAS POR LAS SELECCIONES ESPAÑOLAS FEMENINAS DE LOS DEPORTES DE EQUIPO

Es comúnmente admitido que los juegos de Barcelona señalaron la línea de diferenciación –“el antes y el después”- en la aparición del deporte español en el conjunto de la actividad mundial. La concesión de la competición olímpica a España sirvió para que, por primera vez, se programase, de forma tecnificada, la preparación de nuestros deportistas y se aporten los medios económicos y organizativos adecuados para la consecución de unos resultados acordes a la categoría del receptor de la competición.

Si bien todo el deporte español se enfrentaba a un difícil reto, para el femenino la dificultad de la prueba era de superior magnitud. La escasa difusión de la actividad deportiva en el ambiente social femenino de nuestro país, obligaba a conformar y preparar, en breve plazo, equipos capaces de competir con selecciones ya bragadas en los concursos internacionales y con muy superior experiencia en la práctica de estos deportes. Y a ello se añadía la tensión proveniente de alcanzar un nivel decoroso en una participación iniciática, la femenina, de la que estaba pendiente todo el país.

En Barcelona, la competición femenina de deportes asociados abarcaba cuatro especialidades: VB, iniciado en 1964; BC y BM, en 1976; y HH en 1980 (F comenzaría en Atlanta, 1986; y WP en Sidney, 2000). Alguna prensa, al consignar posibles resultados, auguró la probabilidad de obtener alguna medalla en BC y HH, mera posibilidad basada en un análisis somero de las selecciones participantes en el evento.

Las clasificaciones obtenidas en los juegos de Barcelona pueden considerarse como previsibles, exceptuando la gozosa sorpresa de la medalla de oro de hockey- hierba, primera y única presea del color de mayor rango obtenida por el deporte de equipo femenino español. Considerado a posteriori, la probabilidad de obtener medalla en HH era superior a cualquier otra participación; su reciente introducción olímpica hacia más próximo el acercamiento al nivel de las naciones más adelantadas técnicamente en este deporte. Por el contrario el VB, con gran veteranía olímpica, se nos resiste totalmente, no habiendo conseguido participar, al igual que el F, en ninguno de los juegos posteriores. En todo caso, la olimpiada de 1992 sirvió para remarcar las grandes posibilidades del deporte español, en particular el femenino, cuando se acometiese el trabajo de una difusión adecuada y posterior tecnificación del mismo.

Que fue importante la participación española en Barcelona, queda reflejado por el hecho de que la puntuación alcanzada (sistema de valoración LJLL), ver cuadro XI, por el deporte femenino de equipo solo es superado un cuarto de siglo después en Rio de Janeiro. Creo, no obstante, que la puntuación barcelonesa adquiere un sesgo

23

importante VALORACIÓN DE LA PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA, EN LAS ÚLTIMAS SIETE OLIMPIADAS, DE LOS DEPORTES DE EQUIPO FEMENINO

BARCELONA ATLANTA SIDNEY ATENAS PEKIN LONDRES JANEIRO

RIO

al recibir la asignación de los puntos del VB, muy superior la puntuación a la consideración real. En todo caso, cada punto de Rio tiene una valoración superior a la puntuación de Barcelona, en cuanto a su grado de dificultad de obtención, dado el desarrollo general y la difusión adquirida por el deporte femenino.

Las dos siguientes olimpiadas (Atlanta y Sidney) se convirtieron en la “travesía del desierto” por parte del deporte femenino español, con una única participación en HH, con resultado diverso en la máxima competición polideportiva mundial. Atenas y Pekín, señalan una recuperación participativa en la fase final de los juegos. Al HH, con resultados cada vez peores, se añade el BC, en ambas, y el BM en Atenas.

Londres (2012), representa, cronológicamente, el momento en que ocluye definitivamente el deporte femenino español de equipo y se produce nuestra incorporación a la élite mundial. Nuestra reducida participación alcanza posiciones privilegiadas: medalla de plata en waterpolo y de bronce en balonmano. En contraposición, obligado que HH y BC, deportes característicos en la participación española, no lograron clasificarse en la fase preolímpica.

La olimpiada de Rio de Janeiro, determina una amplia participación española, de máximo nivel entre los países que luchan por lo mismo, y una lucida intervención en la fase final de los juegos, tal como he señalado en artículo diferente. El deporte femenino de equipo ha llegado para quedarse entre los más destacados del mundo y es lo que se espera.

Nuestro medallero está compuesto por 1 de oro, 2 de plata y 1 de bronce, correspondiente a HH, BC y WP y BH, respectivamente. Las participaciones en la fase final han sido: HH, 6; BC y BM, 4; WP, 2; y VB, 1. Los deportes que más puntuación han conseguido en sus participaciones: BC, 125 puntos y HH, 119,25 puntos (para el resto, ver el cuadro XI) PUNT. TOTAL 1992 1996 2000 2004 2008 2012 2016 DEPORTE C P C P C P C P C P C P C P

I

Xo rdauCFÚTBOL NO --- --- --- --- --- --- --- --- --- --- --- --- --- ---

BALONCESTO 5 25 --- --- --- --- 6 25 5 25 --- --- 2 50 125,00 BALÓNMANO 7 15 --- --- --- --- 6 20 --- --- 3 35 5/8 17,50 87,50 WATERPOLO NO --- NO --- --- --- --- --- --- --- 2 40 5/6 20 60,00

HOCKEY 1 45 8 13,50 4 27 10 4,50 7 13,50 --- --- 5/8 15,75 119,25 VOLEYBOL 8 11,25 --- --- --- --- --- --- --- --- --- --- --- --- 11,25 PUNT. TOTAL 96,25 13,50 27,00 49,50 38,50 75,00 103,25 403,00

C: Clasificación obtenida NO: No hubo competición olímpica P: Puntuación asignada ---: No hubo participación española

24

Dada la escasa participación española, he creído oportuno incluir únicamente los ratios promedios puntos equipo jugador, para las olimpiadas de 1992, 2004 y 2016, en las que la participación fue, al menos, el 50%, de los deportes considerados básicos en las olimpiadas femeninas.

De las valoraciones obtenidas del cuadro XII, denotamos que los valores obtenidos en Barcelona y Rio de Janeiro (24,06 y 25,81) nos sitúan en el intervalo <32-21>, correspondiente a una clasificación media entre 4o y 5o puesto en la totalidad de

CUADRO XII los deportes

DIVERSOS RATIOS DE PARTICIPACIÓN FEMENINA competidos, mientras

JUEGOS

que Atenas, nuestra clasificació n más floja, nos sitúa en una situación intermedia entre 7o y 8o lugar.

Las puntuaciones obtenidas por cada deportista participante son bastante , homogéneas pues en todas participa el HH que tiene un mayor número de participantes, y, en todo caso la valoración de Atenas está ligeramente sesgado respecto al resto por ser menor nivel las especialidades contabilizadas.

Como resumen final: hemos llegado para quedarnos. Que así sea.

PUNTUACIÓN EQUIPOS JUGADORES PROMEDIO

PUNT

PROMD PUNTO TOTAL PARTICIPANTES PARTICIPANTES POR EQUIP

PART

POR JUG PART 1992 96.25 4 29 24.06 3.32

2004 49.50 3 23 16.50 2.15

2016 103.75 4 29 25.81 3.58

PROMEDIO PUNT POR EQUIP PART = PUNTUACIÓN TOTAL / EQUIPOS PARTICIPANTES PROMD PUNTO POR JUG PART = PUNTUACIÓN TOTAL / JUGADORES PARTICIPANTES

25

ANALISIS DIFERENCIAL DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS EN LAS ÚLTIMAS SIETE OLIMPIADAS POR LAS SELECCIONES ESPAÑOLAS MASCULINAS DE LOS DEPORTES DE EQUIPO

Este trabajo pretende analizar la participación española de los deportes de equipo, masculinos, en las últimas siete olimpiadas, a partir de la celebrada en Barcelona (1992), conforme al sistema LJLL, método cuantitativo que utiliza como componente base de discriminación la baremación de la modalidad deportiva considerada y el nivel de participación en la misma. La muestra objetiva de análisis está compuesta por los resultados obtenidos por nuestras selecciones, en las citadas competiciones, por los seis deportes asociación, de equipo, considerados básicos: fútbol (F), baloncesto (BC), balón mano (BM), waterpolo (WP), hockey hierba (HH) y voleybol (VB).

Los juegos de Barcelona señalan una significativa inflexión en la trayectoria olímpica de nuestro país y el refrendo social al deporte español, con las implicaciones que este hecho determina. España, en estos juegos, se convierte en una potencia olímpica. Una acertada programación deportiva, la aportación de financiación necesaria y la acción conjunta y concordante de las entidades integradas en el proyecto, deportistas y técnicos, consiguieron lo que en su momento fue calificado como el “milagro español”.

Parece oportuno, desde la perspectiva que ofrece el método cuantitativo LJLL, analizar la participación de las diferentes selecciones de los deportes señalados anterior mente, en las olimpiadas sucesivas a la de Barcelona, como una primera aproximación al estudio comparativo que, con la aplicación de dicho sistema de valoración, debería realizarse sobre el conjunto de los deportes que, en cada una de sus convocatorias, son incluidos en los JJOO.

Los resultados obtenidos por la representación masculina española en la competición barcelonesa (véase cuadro XIII), respondieron en buena medida a las previsiones realizadas al respecto y respondían, con bastante exactitud, a la situación presente de los diversos deportes que se desarrollaban en la competición. La diferencia entre la puntuación prevista (191 puntos) y la alcanzada (170.50) con un diferencial del 10%, aproximadamente, indicaba de modo inequívoco que, en aquel momento, la realidad de los deportes de equipo españoles se correspondía con los resultados obtenidos en Barcelona, no sesgados excesivamente por la especial condición de país organizador, ni habiendo experimentado un desvío desmesurado sobre la realidad objetiva. Puede considerarse, por tanto, como base de evaluación razonable.

26

La “vida” deportiva más común de los componentes de las diversas selecciones es de 12 años, y, en consecuencia, los resultados, en su consideración, deben asociarse a tres juegos, en relación directa con la calidad de la plantilla considerada. Este

VALORACIÓN DE LA PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA, EN LAS ÚLTIMAS SIETE OLIMPIADAS, DE LOS DEPORTES DE EQUIPO MASCULINO

BARCELONA ATLANTA SIDNEY ATENAS PEKIN LONDRES JANEIRO

RIO

PUNT. TOTAL 1992 1996 2000 2004 2008 2012 2016 DEPORTE C P C P C P C P C P C P C P

FÚTBOL 1 75.00 6 30.00 2 60.00 --- --- --- --- 9/16 7.50 --- --- 172.50 BALONCESTO 9 6.25 --- --- 9 6.25 7 18.75 2 50.00 2 50.00 3 43.75 175.00 I

IIBALÓNMANO 5 20.00 3 35.00 3 35.00 7 15.00 3 35.00 5/8 17.50 --- --- 157.50 Xo rWATERPOLO 2 40.00 1 50.00 4 30.00 6 20.00 5 20.00 5/8 17.50 7 15.00 197.50 dauHOCKEY 5 18.00 2 36.00 9 4.50 4 27.00 2 36.00 6 18.00 5/6 18.00 157.50 CVOLEYBOL 8 11,25 --- --- 9 3.75 --- --- --- --- --- --- --- --- 15.00 PUNT. TOTAL 170.50 151.00 139.50 80.75 141.00 110.50 76.00 870.00

C: Clasificación obtenida NO: No hubo competición olímpica P: Puntuación asignada ---: No hubo participación española

principio tiene una sola excepción, el fútbol, que por las especiales características de inscripción determina que los equipos se renueven, prácticamente, de un modo total en cada olimpiada. El modelo así definido se cumple de forma casi total en el deporte español. Baloncesto y waterpolo son los deportes medallistas. Y cuando el futbol falla el hockey obtiene una medalla de plata. Dichas circunstancias permiten que las puntuaciones obtenidas en los juegos de Atlanta y Sidney, experimenten un razonable decrecimiento (10%), en cada una de ellos. Estas valoraciones sirven para asegurar que los deportes de equipos españoles, en su conjunto, se mantienen en un nivel razonable y el país conserva su rango de gran potencia en este ámbito.

La actuación española en los juegos de Atenas (2004), señala la fase de transición del ciclo estudiado y en ellos únicamente se alcanza el 50% de la puntuación lograda en 1992, máximo total. Unicamente el HH está al nivel esperado alcanzado la “medalla de chocolate”; el resto de las selecciones participantes solo logran ver cuartofinalistas. El F inicia un ciclo de total esterilidad y el VB sigue sin conseguir clasificarse para los JJOO, no logrado nunca hasta la fecha, desde Sidney.

En los juegos de Pekín, la participación española vuelve a situarse en la zona del ranking de potencialidad deportiva en las actividades de equipo y logra la mayor cosecha de medallas, alcanzadas hasta la fecha: dos de plata (BC y HH) y una de bronce (BM). Se inicia la imparable eclosión de la selección de baloncesto y comienza el suave declive del waterpolo.

El descenso generalizado es mucho más intenso en los juegos de Londres y alcanza su máxima expresión en Rio, con una puntuación de 76 puntos en los seis deportes “fundamentales”, que no llega al 50% de la conseguida en Barcelona veinticuatro años antes. Por primera vez, en el ciclo estudiado, el balonmano no

27

consigue superar la fase clasificatoria, al igual que el F, y el VB, señalando la mínima participación española en los deportes de equipo.

Como colofón de la parte descriptiva merece la pena detenerse en el medallero español del ciclo considerado. En los siete juegos estudiados el deporte de equipo español obtuvo 12 medallas (2 de oro, 6 de plata y 4 de bronce). El máximo de preseas conseguido en una convocatoria fue de 3 (juegos de Atlanta y Pekín); por el contrario, en la olimpiada de Atenas no se logró ninguna. La primera medalla de oro la consiguió el fútbol en Barcelona y la segunda, última, el waterpolo en Atlanta, cuatro años más tarde. En una clasificación de medallero valorado, se establecerá el orden siguiente: F y WP, con 5 puntos, al igual que el BC; HH con 4 y BM con 3, estando sin estrenar en este reparto el VB. Señalar, finalmente, que, aparte de Barcelona, solo en Sidney se participó en todas las competiciones de deportes de equipo; Londres contó con 5 presencias; con 4, Atlanta, Atenas y Pekín; siendo la menor participación la de Rio Janeiro con la participación de tres equipos (todos estos pueden recogerse en el cuadro XIII).


Entre los diversos ratios que pueden establecerse en toda valoración cuantitativa, hemos elegido dos. Las más adecuadas, en mi criterio, para este estudio de carácter genérico. El primero de ellos (promedio entre puntos totales y equipos de un país

CUADRO XIV

DIVERSOS RATIOS DE PARTICIPACIÓN MASCULINA

CIUDAD JUEGOS

PUNTUACIÓN EQUIPOS JUGADORES PROMEDIO

PUNT

PROMD PUNTO TOTAL PARTICIPANTES PARTICIPANTES POR EQUIP

PART POR JUG PART BARCELONA 1992 170.50 6 46 28.40 3.71 ATLANTA 1996 151.00 4 35 37.75 4.31 SIDNEY 2000 139.50 6 46 23.25 3.03 ATENAS 2004 80.75 4 29 20.18 2.78 PEKIN 2008 141.00 4 29 35.25 4.86 LONDRES 2012 110.50 5 40 22.10 2.76

RIO JANEIRO 2016 76.00 3 22 25.35 3.45

PROMEDIO PUNT POR EQUIP PART = PUNTUACIÓN TOTAL / EQUIPOS PARTICIPANTES PROMD PUNTO POR JUG PART = PUNTUACIÓN TOTAL / JUGADORES PARTICIPANTES

participantes en la manifestación deportiva) nos indica la clasificación obtenida por el país si solo se evalúan las disciplinas en que se participan. La obtención de la tabla de cotejo es muy sencillo, dividir la suma total de puntuaciones de un puesto clasificatorio por los seis deportes que lo componen. Al considerar que los resultados obtenidos mediante dicha tabla, observamos que los resultados de Atlanta (37,35) y Pekín (35,25), nos situaron en los intervalos <42 32="" 37=""> correspondientes a situaciones muy próximas al tercer lugar. La mayoría de las participaciones entre la posición 4o y la 5o y 6o, siendo la menor (20,18), la que equipara la actuación española a una posición intermedia entre el 6o y 7o puesto. La segunda ratio analiza los puntos totales

28

conseguidos por cada participante, a nivel conjunto de todos los deportes, en la competición considerada. Este índice tiene un carácter marcadamente económico y aplicado á cada deporte participante permite obtener el rendimiento en cada uno de ellos en la competición estudiada. Al observar el cuadro XIII, se observa que los resultados son bastante diferentes a la casilla anterior en cuanto a la posición relativa. La razón es debida a que las puntuaciones en F y HH sesgan de modo muy significativo esta valoración. Así Pekín y Atlanta consiguen las mejores valoraciones en este apartado, y los rendimientos de la participación en Londres y, sobremanera, Atenas fueron bajísimos.

29

SISTEMA DE VALORACIÓN LJLL

TABLA DE PUNTUACIÓN AJUSTADA PARA EL ATLETISMO

CLASIFICACIÓN PRUEBAS MARATHÓN RELEVOS DECATHLÓN PUNTUACIÓN EPTALÓN PUNTUACIÓN

OBTENIDA INDIVIDUALES fm=1.25 fr=2.00 fd=2.75 GENERAL fh=2.25 GENERAL

(PUESTO) MASCULINA FEMENINA

1o 10.00 12.50 20.00 27.50 290.00 22.50 285.00

2o 8.00 10.00 16.00 22.00 232.00 18.00 228.00

3o 7.00 8.75 14.00 19.25 203.00 15.75 199.50

4o 6.00 7.50 12.00 16.50 174.00 13.50 171.00

<5o-6o> 4.00 4.00 8.00 11.00 116.00 9.00 114.00

<7o-8o> 3.00 3.75 6.00 8.25 87.00 6.75 85.50

<9o-16o> 1.00 1.25 2.00 2.75 29.00 2.25 28.50

Puntuación general masculina: es la suma de 23 pruebas individuales, 2 de relevos, la marathón y el decatlhón.

Puntuación general femenina, es idéntica a la masculina con la sustitución de la puntuación del decatlhón por la del eptalón.

Puntuación total de la competición masculina: 1537 puntos (21*53+2*106+1*66.25+1*145.75)

Puntuación total de la competición femenina: 1510.50 puntos (21*53+2*106+1*66.25+1*119.25)

Es posible la valoración parcial por grupos homogéneos:

Velocidad y velocidad sostenida 5 pruebas individuales y 2 de relevos Puntuación Total: 477.00 Media y larga distancia 5 pruebas individuales y 1 marathón Puntuación Total: 331.25 Marcha 3 pruebas individuales Puntuación Total: 159.00 Saltos 4 pruebas individuales Puntuación Total: 212.00 Lanzamiento 4 pruebas individuales Puntuación Total: 212.00 Decatlhón (masculino) 1 pruebas especial Puntuación Total: 145.75 Eptalón (femenino) 1 pruebas especial Puntuación Total: 119.25

30

ÍNDICE

HACIA UN SISTEMA DE EVALUACION DE LAS CONFRONTACIONES DEPORTIVAS. ...... 3 ÁNALISIS DIFERENCIAL DE LA PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA FEMENINA EN DEPORTES DE EQUIPO (JUEGOS OLÍMPICOS DE RIO DE JANEIRO-2016) ...................... 12 ANÁLISIS DIFERENCIAL DE LA PARTICIPACIÓN ESPAÑOLA MASCULINA EN DEPORTES DE EQUIPO (JUEGOS OLÍMPICOS DE RIO DE JANEIRO-2016) ....................... 17 ANALISIS DIFERENCIAL DE LOS RESULTADOS EN LAS ÚLTIMAS SIETE OLIMPIADAS POR LAS SELECCIONES ESPAÑOLAS FEMENINAS DE LOS DEPORTES DE EQUIPO ........ 23 ANALISIS DIFERENCIAL DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS EN LAS ÚLTIMAS SIETE OLIMPIADAS POR LAS SELECCIONES ESPAÑOLAS MASCULINAS DE LOS DEPORTES DE EQUIPO .......................................................................................... 26 APENDICE: TABLA DE PUNTUACIÓN AJUSTADA PARA EL ATLETISMO ...................... 30

31