PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

martes, 2 de diciembre de 2008

LAS REALES FÁBRICAS DE SARGADELOS Y LA REAL COMPAÑÍA ASTURIANA DE MINAS. A través de la correspondencia (11)

La fábrica de fundición disponía de dos hornos altos, uno que funcionaba con carbón vegetal y el otro con carbón mineral, de cok, coque o antracita que procedía de las minas de Asturias. Hacia 1845 la producción estaba reducida a sólo un horno por falta de suficiente carbón vegetal, elaborándose unos 30.000 quintales de hierro con este combustible con el que se hacían potes, baterías de cocina, cocinas económicas, balcones, tubos caloríficos, piezas de adorno, molinetes para barcos, tubos, ruedas hidráulicas y otras piezas que se hacían con hierro colado, como municiones de guerra y objetos artísticos.
Al contar con ricos y variados yacimientos de mineral, le daba la ventaja de que sus hierros podían ser de calidad sumamente gris, siendo de mayor tenacidad que la fundición inglesa. Como entre sus yacimientos los había de hierro espático, podían producir acero.
Sigue…
Publicar un comentario