PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

viernes, 30 de enero de 2009

NOTICIA PUBLICADA HOY EN EL "DIARIO DE LEÓN"


Cuando acabo de publicar mi crónica diaria del blog, incluyo esta noticia, publicada hoy en el Diario de León, que por estar relacionada con referencias a explotaciones mineras de la época de las minas del Aramo, El Milagro, La Tayá de la Cocina de las que me ocupo con amplitud en mi próximo trabajo, proceder de mi amigo y gran investigador, Pedro Fandos, autor del prólogo de mi libro Luces en las minas de Asturias: Candiles de sapo, considero que los lectores de mi blog deben tener conocimiento de la misma.


«El petroglifo mira hacia una canal misteriosa: no sabemos si la abrió Roma o pueblos anteriores»
MÁS INFORMACIÓN
Descubren la representación de un ídolo prehistórico en Villasimpliz30/01/2009
e. g. león
Pedro Fandos, que ha participado en congresos como el quinto Simposio Internacional sobre Minería y Metalurgia Históricas en el Suroeste Europeo, celebrado en León como homenaje a Claude Domergue, explica también su teoría sobre los misterios que encierra el emplazamiento de este petroglifo: «Mira también el ídolo al nacimiento en el Tueiro de una canal tallada en roca aunque realzada con hormigón. Es una magnífica obra de ingeniería, que no dudó en tunelar crestones sin huella alguna de barrenas ni de explosivos. Dos kilómetros aguas abajo fue aprovechada la canal para un pequeño salto hidroeléctrico construido durante la posguerra. Esa es toda la memoria que guardan los lugareños, sin embargo, algunas observaciones nos ponen sobre la pista de una obra de ingenierías pretéritas como la del cañón de los Almadenes (Murcia) o como la que Bowles describía en Albarracín (Teruel). El primer túnel nos depara un criterio relativo de antigüedad: fue cortado por la antigua carretera nacional, cuya caja se abrió a mediados del siglo XIX sobre un camino aún más antiguo». Así pues, Fandos se pregunta: ¿Qué cultura abrió esa canal? «Varios factores nos hacen desechar el medievo y más aún los musulmanes. ¿Quizá los romanos? ¿Prerromanos? Nuevamente sin más huellas que las morfológicas. Dejemos aquí la propuesta de futuras investigaciones».
Pedro Fandos Rodríguez es miembro vocal de la Sociedad Española para la Defensa del Patrimonio Geológico y Minero.


==================================
León amplía su catálogo de sorpresas arqueológicas. De confirmarse este nuevo hallazgo, el ídolo de Villasimpliz se añadiría a los célebres petroglifos maragatos para hacer de León una región que lleva camino de convertirse en la tierra prometida de las representaciones prehistóricas. Ha sido el investigador asturiano Pedro Fandos quien acaba de descubrir la representación de un ídolo prehistórico entre las localidades leonesas de Villasimpliz y Villamanín, en plena Montaña Central.
«Si en cuanto a la forma, tamaño y soporte lítico esta figura puede catalogarse dentro del arte esquemático ibérico -”informa Fandos-”, en cuanto a la técnica se trata de un caso singular, pues siendo aquel arte casi exclusivamente pictórico (con la excepción de algunas incisiones como en El Viso, Córdoba; o la de Albalate en Teruel, mucho más grosera), aquí se trata de un picoteado en surco profundo que se podría asimilar, en cuanto a la técnica, a famosos grabados figurativos como los de Siega Verde en Salamanca o Foz Coa en Portugal». Y así lo describe este investigador: «Se trata de una figura cruciforme, magistralmente tallada, con evidente antropomorfismo gracias a un arco a modo de piernas y un pene magnificado con la prolongación del pie de la cruz. Tiene 30 centímetros de alto por la mitad de anchura en los brazos extendidos. El diámetro del semicírculo inferior que hace de piernas guarda la misma proporción».
En concreto, el ídolo se ubica en la foz del Tueiro, a cincuenta metros de altura, y donde, como explica Fandos, «a un lado y otro del tajo puede ver el viajero señales de unas cavernas que son minas ( caverminas ). Aún se observa una boca, abierta unos metros por encima del margen derecho, aunque casi fagocitada por la vegetación». Recuerda el investigador que a cinco kilómetros al Noreste está la famosa mina prehistórica de La Profunda, «que junto con las asturianas del Milagro de Onís y el Aramo conforman el triplete de citas obligadas en la minería del tercer milenio a. C. Cerca de La Profunda están la cueva La Farra y Las Cuevas; y a unos dos kilómetros al Sureste hay una gran zona de cárcavas que sería interesante prospectar con detenimiento».
Pedro Fandos presentó este descubrimiento en el noveno Congreso Internacional sobre Patrimonio Geológico y Minero que se celebró en Andorra (Teruel) y ayer mismo lo dio a conocer en la Consejería de Cultura por si fuera de interés su catalogación.
Publicar un comentario