PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

viernes, 17 de abril de 2009

“YO PROVOQUÉ UNA EXPLOSIÓN DE GRISÚ”


Dos lámparas de seguridad recuperadas de un trastero.

Frecuentemente, cuando la ocasión se presenta, pregunto a los viejos mineros si vivieron en su vida profesional algún accidente minero, provocado por la explosión de grisú. La respuesta cuando preguntaba había sido siempre negativa.
Hasta que un día, mostrándome las cicatrices en la mano y en el brazo, empezaba un amigo minero a hablarme sobre el tema que titula mi escrito, y que desarrollo en su integridad en un capítulo de mi libro Luces en las minas de Asturias: Lámparas de seguridad al referirme al grisú.
Cuando empezó a darme detalles de lo acontecido, no tomé nota de todo lo que me estaba narrando y cuando me puse a redactar lo que perduraba en mi memoria, mi relato no quedaba a mi gusto, pues requería añadir datos y precisiones concretas. No me quedó más remedio que volver a encontrarme con él otro día, para que me lo volviese a contar, esta vez con más precisión aún, los detalles sobre la explosión.
Narrado por alguien, cuya vida se salvó de milagro; además de ponerte la carne de gallina durante su relato, este testimonio adquiere una singular importancia para un capítulo de mi libro mencionado anteriormente.
Afortunadamente en el incidente no hubo desgracias personales, salvo sus heridas, y por eso puede contármelo.
Publicar un comentario