PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

lunes, 10 de octubre de 2011

Bully les Mines: Resumen (6)




Finalizo hoy esta serie de comentarios sobre la Feria de Bully les Mines haciendo un pequeño resumen. Empiezo por comentar que el sábado, día en que sólo pueden acceder al recinto los expositores - yo tengo la suerte de poder acceder al disponer de espacio para vender mis libros que especialmente valoran en Europa -, fue el día en que pude comprar las dos lámparas de Asturias. El domingo adquirí dos grisúmetros.

Un candil de sapo brilla con luz propia. Había muchos expositores, pocos compradores y piezas interesantes de alguna que otra colección que se va deshaciendo.

El sábado había tantas cosas, que ni tan siquiera pude llegar a ver la preciosa lámpara que mi amigo Karl fotografió y  Andrés Paillart comentó en su blog. Un piezón.

También dedicó otro comentario sobre mi estancia en Francia. Gracias.

Y de la muestra:

Finalizo dando las gracias a los amigos, especialmente a André, a su esposa Michel, y a su hija Amandine, que habla perfectamente la lengua de Cervantes y tiene un blog muy interesante escrito en la lengua de Rouseau http://www.amandinecmoi.canalblog.com/.
Paillart estuvo todo el día con nosotros haciendo de guía por la zona minera de Lewarde y Marles les Mines pero eso será motivo para escribir otros días..

No puedo terminar sin mencionar la primera imagen. Una cepa historiada de una lámpara de aceite, típico en las lámparas de finales del XIX y comienzos del XX en las zonas mineras del Sur de España. Siempre quedo con ganas de alguna cosa que veo y no compro en algunas de las ferias a que voy; en esta ocasión me pasaba con esta cepa. Yo tengo tres jaulas de lámparas de aceite a quienes les falta la cepa. Pensé que a alguna de las tres le serviría. Desgraciadamente no fue así. Siempre argumento sobre este aspecto que las piezas de un coche Renault no sirven para un coche Fiat, por ejemplo. Pero claro, una cosa es predicar y otra diferente no caer en las tentaciones. Creo que me entiendes. Bueno, seguro que en un momento puntual a alguien le vendrá bien.


Publicar un comentario