PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

lunes, 4 de marzo de 2013

No me resisto: Caguas (Puerto Rico)


Cuando anoche entré en el blog y pinché en el Mapamundi que aparece en el margen derecho del blog, noté algo en mi corazón cuando ví que uno de los interesados en él lo había hecho desde Caguas (Puerto Rico).
Yo no he estado nunca en esta renombrada isla caribeña, pero supongo que las minas serán pocas, si las hay; no obstante, alguien desde esta ciudad o sus proximidades se conectó a mi blog relacionado con la iluminación minera o la novela.
Yo creo que la novela es el motivo ya que entre los lugares que en su día anuncié donde se desarrolla una pequeña parte de la trama de la novela De señorito a señor está esta ciudad donde existía una importantísima fábrica de tabaco, especializada en la producción de puros que exportaba por todos los Estados Unidos.
No me resisto más a no hacer por medio de este comentario, un intento de contactar con la persona que ayer visitó mi blog desde esa ciudad para preguntarle cuatro cosas concretas sobre ella.
Yo puedo saber el lugar desde donde aproximadamente se conectan. No siempre es exacto. Yo estoy en Asturias y mi conexión sale ubicada en Madrid cuando me conecto vía satélite (USB).
Por otra parte, soy consciente de ello, algunos lectores habituales de la novela me expresan su deseo de leerla más rápido. Un folio a la semana resulta demasiado poco y me piden que haga algo al respecto.
Otros me preguntan porqué no la publico y el que la quiera, la compra, como han podido hacer y hacen con El Comandante Minero.
Desde mi punto de vista sería la alternativa más sencilla, publicar un determinado número de ejemplares y ponerlos a la venta, pero teniendo en cuenta la situación económica que tenemos en España, salvo milagro, tendría poquísimas posibilidades de que el proyecto cubriera los gastos de edición y los tiempos no están para perder dinero.
Un amigo me apuntó si contemplaba la posibilidad de hacer una suscripción para comprar la novela por adelantado, es decir que cuando se llegase a 150 suscriptores se pudiera realizar la primera edición y entonces le remitiría el libro. Sería posible pero, pese a ofrecer que el nombre de los suscriptores aparezcan, los que lo deseen, en la propia novela, no tengo certeza de que llegasemos a ese centenar y medio de suscripciones necesarias.
Añadía que tal vez aparece un patrocinador que quiera en vez de una novela, varias; e incluso a alguien que le interese el argumento, correr con los gastos de edición a cambio de un determinado número de ejemplares.
Al leer Caguas (Puerto Rico), todas estos recuerdos e ideas han fluido a mi mente y me animó a que Internet, una vez más,  haga el milagro de llegar a los lugares más insospechados donde tal vez, aparezcan las ideas o los medios para poder disponer de De señorito a señor en papel.  
Desde el otro lado del Atlántico me sugieren que lo ponga en venta para leerlo en una tableta. Ese mundo de la informática me puede y no tengo suficiente conocimiento para entrar en él. Yo soy de los que les gusta leer en papel.
Espero, amigo lector que si has llegado al final de este comentario, aportes tu idea que será bienvenida y, si es posible, tenida en cuenta.
Publicar un comentario