PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

miércoles, 27 de noviembre de 2013

Respondo a un comentario


Miguel ha dejado un nuevo comentario en su entrada "LAS PRIMERAS LÁMPARAS ADARO (2)":

Hola, hace unos meses adquirí una lámpara similar (réplica supongo) y he intentado hacerla funcionar, pero tengo muchas dudas:
1a. compré un combustible para antorchas que resultó que producía mucho humo negro (!).
2a. para encenderla o graduar la mecha ¿no hay otra manera que desenroscar la parte inferior del depósito?
3a. tiene un alambre en la base que sube por el interior (al lado de la mecha) al depositarla sobre la mesa... ¿para que sirve?
4a. para apagarla ¿también hay que desenroscar la parte inferior y soplar?
Me gustaría añadir una foto pero no veo la manera.

Gracias por tu atención, espero que puedas ayudarme.



Miguel



Ha transcurrido mucho tiempo desde febrero del año 2009 en que se publicó y este comentario, que ha dejado Miguel en el blog, pone de manifiesto que sigue interesando. 
Lástima que no podamos apreciar con una foto de su lámpara la certeza de que se trata de una lámpara de seguridad de pequeño formato fabricada por la firma Adaro en Gijón. Te muestro la imagen de una lámpara del mismo modelo de mi colección para que puedas tener más referencias a la hora de compararlas. No descarto que en un futuro nos puedas enviar una foto de tu lámpara y me permitas publicarla en el blog.
No he visto hasta la fecha réplicas de esta lámpara, sí las he visto vandalizadas, restauradas con mejor o peor criterio, pero siempre con piezas originales.
1a). El combustible que utilizan las lámparas de seguridad que llevan un encendedor incorporado en su interior, como es el caso, es la benzina (gasolina). Lo que has comprado será un compuesto de resinas y aceites o grasas que da humo negro. No sirve para esta lámpara de seguridad. 
He visto lámparas similares vandalizadas. Han hecho desaparecer el encendedor y han tapado con estaño los agujeros de la parte inferior de la cepa donde sale el portamechas y por donde sale el encendedor, conviertiéndola en una lámpara tipo Clanny. En este caso el combustible que comentas debería de servir.
2a). Para encender o apagar una lámpara, de cualquier tipo, hay que ponerla operativa antes de introducir el combustible. Es fundamental poder desenroscar la cepa e incluso comprobar que todo está en orden, incluida la combustión, antes de proceder a cerrar la lámpara.
3a). Ese alambre sirve para hacer subir y bajar la mecha. Cuando una lámpara lleva muchas horas funcionando, la mecha también se consume, la llama se reduce de tamaño y da menos luz. Con ese alambre se sube hacia arriba la mecha que va en el interior del depósito de combustible.
4a). Se podría apagar como señalas desenroscando la cepa y soplando y también haciendo descender la mecha con el alambre.
Resumiendo: Lo primero, poner operativo todos los componentes de la lámpara y comprobar que no le falta ninguno, después proceder.
De todas las partes y formas de estas lámparas de seguridad me ocupo en mis obras Luces en las minas de Asturias (2005) y Luces en las minas de Asturias: Lámparas de seguridad (a la venta en librerías), que se pueden consultar en muchas bibliotecas asturianas, en la Escuela de Minas de Madrid y en la Biblioteca Nacional en Madrid, seguro te ayudaría  en este caso.
Espero por la foto de la lámpara cuando la pongas operativa y ánimo.

Publicar un comentario