PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

martes, 31 de marzo de 2015

En la lampistería


Por los modelos de las lámparas de casco Adaro que la lampistera está colocando en los cargadores de una instalación moderna, se puede afirmar que no han transcurrido muchos años desde que se ha tomado la foto.

La labor de la mujer minera ha tenido dos fases fácilmente contrastables a lo largo de la historia minera del carbón. La primera, ligada a los inicios en el siglo XIX y especialmente a la época dorada de la minería del carbón en Asturias, coincidentes con la 1ª y la 2ª Guerra Mundial, cuando todo lo que se producía esa insuficiente para cubrir la demanda exterior, se limitó a ser mano de obra que trabajaba fuera de las galerías explotadas, dedicándose a ser, aguadoras en las minas de montaña, paleadoras de mineral en los cargaderos de vagones o transportistas con cestos de mineral hasta donde fuera preciso, sobre todo la cubierta de los navíos que lo exportaban desde Gijón, Avilés o Villaviciosa. Una segunda época de las mujeres mineras coincide con su dedicación a labores administrativas y de limpieza en las oficinas, dependientas en economatos, etc. ...
Por último, coincidiendo con la incorporación de la mujer a todos los puestos de la minería, siendo su número simbólico en relación al número de varones, en ocasiones se dedican a labores tradicionalmente ocupadas por los hombres como por ejemplo lampister@.

Publicar un comentario