PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

miércoles, 2 de diciembre de 2015

Matthieu construye un carburo


El fundamento de la lámpara de acetileno es bien sencillo. Dos depósitos colocados uno encima del otro y unidos mediante una rosca. El superior es un  depósito de agua que debe pasar de manera controlada al depósito inferior mediante una llave (tornillo) cuando el operario lo desee. En el depósito inferior es el lugar donde se deposíta el carburo que en contacto con el agua que recibe del recipiente superior produce gas (acetileno) que ha de ser conducido desde este depósito al exterior mediante un tubo en cuyo extremo se coloca una bujía. Mediante una llama se enciende el gas y se produce una luz intensa. El asa y los ganchos que se acoplan a los depósitos complementan la lámpara de acetileno.

El combustible, más económico que el aceite utilizado anteriormente en las minas y fuera de ellas; y sobre todo la intensidad de la luz, mucho más fuerte que la producida por la llama de una lámpara de aceite, permitió que su uso se extendiera durante muchos años en la iluminación. Su mayor inconveniente estuvo en su empleo en las minas de carbón o lugares con atmósferas explosivas donde no se podía usar por razones obvias.  

Matthieu Vdgdb ha publicado en Histoire des lampes de mineurs un enlace donde, muy gráficamente, nos muestra el laborioso y artesano proceso de construcción del carburo que podéis ver en la foto que aparece en el comentario de hoy y que titula: Acéto made in 2015.

Lo puedes ver en este enlace:  
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10204099123770748.1073741832.1004696590&type=1&l=d7b47f6f75

Una vez finalizado puedes observar el excelente resultado del trabajo realizado y se puede comparar con otro fabricado de manera industrial:
https://www.facebook.com/media/set/?set=a.10204040859034166.1073741830.1004696590&type=1&l=c360d582aa


Gracias Matthieu
Publicar un comentario