PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

miércoles, 3 de junio de 2009

“OYE, QUIERO IR A HACER UNA FOTO A TUS LÁMPARAS”



Esa fue la pregunta que le hice a un amigo por teléfono. La respuesta fue la siguiente:

-Ven cuando quieras, pero no te vendo ninguna.

Una de las últimas veces que estuve allí, me vendió siete y se ha quedado con la sensación de que me las cedió baratas. Cada vez que hablamos, siempre me saca el tema, pero siempre es exquisito conmigo.

Es un aficionado a muchas cosas, e hipervalora todo lo que cae en sus manos, sobre todo tratándose de lámparas de mina y ser yo la persona que tiene delante.

En la alacena vuelven a aparecer las lámparas de seguridad Adaro y eléctricas, alguna transformada por un lampistero; además tiene un excelente candil de sapo tipo II con un gallo francés algo raro, cuya imagen conservo por si es necesario incluirle en algún rincón del libro Luces en las minas de Asturias: Candiles de sapo, aunque no será para que cante…


Publicar un comentario