PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

viernes, 27 de enero de 2012

Gran concurrencia en Oviedo



Público asistente a la presentación.
Melchor Fernández, Luis Jesús Llaneza, Florencio Friera y Fernando Hernández.




Obuvo un rotundo éxito, el pasado día 11, la presentación de la obra de José Luis Llaneza Escuela de Ayudantes y Capataces Facultativos de Minas. Mieres del Camino (1913-1936), como se puede apreciar en las imágenes. Arropado por sus compañeros y amigos que estuvieron presentes, los intervinientes pusieron de manifiesto el concienzudo y riguroso trabajo realizado, que permite a la obra ser fundamental para conocer la historia de la Escuela, de los técnicos mineros y de la minería asturiana durante la época que abarca este segundo tomo.



Con retraso, los comentarios pasados lo impidieron, me resulta grato añadir lo publicado en el diario La Nueva España del pasado día 12:
Melchor Fernández: «La Escuela de Capataces fue el alma de Mieres, refleja toda una época»
Luis Jesús Llaneza narra en su último libro la historia del centro formativo de ingenieros técnicos entre 1913 y 1936.

E. VÉLEZ.



Varias generaciones de ingenieros técnicos de minas formados en Mieres se dieron cita ayer en el salón de actos del Club Prensa Asturiana de LA NUEVA ESPAÑA para asistir a la presentación del segundo volumen del libro «Escuela de Ayudantes y Capataces Facultativos de Minas». La obra, de Luis Jesús Llaneza González, facultativo de Minas y catedrático de Matemáticas, abarca el período comprendido entre 1913 y 1936 e incluye aspectos históricos, técnicos y sociales del centro educativo. «La crónica de los ingenieros técnicos de Mieres merece ser contada porque ha caído en el olvido a lo largo de los años», comentó el autor.



El acto, presentado por el consejero de Editorial Prensa Asturiana, Melchor Fernández Díaz, contó con la colaboración del decano del Colegio de Ingenieros Técnicos de Minas, Fernando Hernández, y del vicedirector del Real Instituto de Estudios Asturianos (Ridea), Florencio Friera Suárez. Para Melchor Fernández Díaz, la Escuela de Ayudantes y Capataces «ha sido el alma máter de Mieres durante muchos años y, por tanto, su historia no es sólo la de un centro formativo, sino también la de la industria y la sociedad asturianas de aquel momento, toda una época». El libro de Llaneza cita a un buen número de profesionales que pasaron por las aulas mierenses durante sus diferentes etapas, «cuando los actuales ingenieros técnicos llegaron a llamarse ayudantes e incluso capataces de manera poco apropiada, ya que no se hacía referencia a su cualificación técnica», señaló Fernández Díaz.



Según el decano del actual Colegio de Ingenieros Técnicos, «seguimos haciendo y representando a un colectivo único a pesar de los avatares económicos actuales». Según Hernández, la primera parte del siglo XX, reflejada en la obra, es similar a la época actual. «Antes las exportaciones eran mínimas y la producción era para el país; ahora las empresas únicamente fabrican para el consumo exterior y lo que nos quedamos viene de China o India. Sin embargo, las dificultades económicas de los trabajadores y los técnicos eran muy parecidas a las de hoy en día, en plena crisis». Durante el acto, que fue muy emotivo, no faltaron las palabras de elogio hacia el autor de la obra. «Llaneza destaca por su amor a los libros, por su constancia en el trabajo y por su nobleza y lealtad hacia sus compañeros», comentó el vicedirector del Ridea, Friera, para quien el capítulo del libro dedicado a la primera Guerra Mundial y la Guerra Civil «da una riqueza informativa y narrativa de indudable valor a la obra».




http://www.lne.es/oviedo/2012/01/12/melchor-fernandez-escuela-capataces-alma-mieres-refleja-epoca/1182632.html

Publicar un comentario