PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

miércoles, 1 de febrero de 2012

Una de las lámparas de mina más raras del mundo (1)







Y por tanto de las más caras..., es parte del comentario sobre esta lámpara de mi amigo André Paillart en su blog:






Sabido es, que el mayor número de accidentes por explosión de los gases inflamables en la mina se debía a la apertura indebida de la lámpara cuando ésta se apagaba. Desde su invención fueron muchos los sistemas empleados para intentar que los mineros no pudiesen abrirla. Siempre resultó difícil. Desde siempre ha habido manitas en esta profesión que no se les resiste ningún problema mecánico. Uno de estos intentos se hizo con este cierre de seguridad.



La lámpara que lleva esta cepa es una lámpara tipo Clanny. El mayor interés y mérito estriba en el sistema de cierre de seguridad basado en la combinación de las letras que se pueden ir formando al ir girando los aros que contienen las letras hasta dar con la palabra clave. Una vez conseguida la combinación, la lámpara se abre al quedar libres todas las pestañas, una en cada aro, ya que sin estar todas liberadas a la vez es imposible su apertura.



El sentido común indica que, en una lampistería donde hubiese medio centenar de lámparas, sino más, o bien tendrían todas la misma palabra clave y entre tantas, no sería difícil que transcurrido poco tiempo sería conocida la clave y a partir de ese momento dejaría de ser útil a la finalidad propuesta.



Otra posibilidad sería que cada lámpara tuviese una clave diferente. ¿Se imaginan a los lampisteros? A su trabajo diario de limpieza, reposición de combustible..., se añadía la tarea de encontrar la clave de cada lámpara. En cuanto se les despistase una cuando se las entregaban, algo que podría ocurrir fácilmente al ser todas iguales, estaría el lío armado y la lámpara inoperativa, por resultar imposible su apertura sin comprobar las combinaciones de todas, lujo que en el siglo XIX no se podrían permitir en ninguna explotación hullera.



Desde mi punto de vista su rareza estriba en que no pasó de ser un prototipo y me baso en lo ocurrido con una lámpara asturiana.






Sigue...
Publicar un comentario