PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

viernes, 29 de junio de 2012

"El comandante minero" en Loredo


                                  Foto gentileza de José Luis Gómez

Traía mala cara, que en ocasión como ésta es siempre el espejo de los sentimientos más profundos. Nos saluda de esta forma:
-¡Malas noticias!
Continúa hablando:
-Al poco tiempo de marcharos, llegaron los guardias a la casería de la Llosa Fonso. Cuando llegaron, la mujer estaba con nosotros a llevarnos los víveres. La hija al verlos llegar, quiso salir de la casa para avisarnos.
Les dispararon a todos y sabemos que uno está muerto. También oímos los llantos de la hija, no sabemos si por el muerto o porque podía estar alguno más herido. Quisimos acercarnos para ver si podíamos hacer algo, pero dispararon sus fusiles. Tenemos al compañero de Turón herido en una pierna. No puede andar. Le sacamos en hombros hasta el refugio. Antes del mediodía, a Florín le dio tiempo a ir a Meruxeo, el pequeño pueblo que está entre Canga y Villar. Habla con un amigo que teníamos en ese lugar y le encarga medicamentos y vendaje para poder atenderlo. Por la noche ya disponemos en nuestro refugio de vendajes y medicamentos suficientes para realizar las primeras curas y podemos atenderle mejor. La herida no paraba de sangrar, no podíamos continuar con el herido en estas condiciones. Esa misma noche hubo que desplazarse por varios sitios donde conocíamos tenían refugios otros compañeros, que pudiesen recoger al compañero herido para que lo atendiese un médico. Decidimos llevarle detrás de Requejado cerca de Mieres, al refugio que estaba más cerca de Turón, donde vivía su familia y que reunía mejores condiciones para acogerlo.


Publicar un comentario