PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

jueves, 17 de octubre de 2013

Un vaso para esta lámpara eléctrica en el Valle del Nalón


He recibido autorización para publicar este e-mail recibido. Dice lo siguiente:

Hola Alberto, buenos días:

Mi nombre es Enrique, y le escribo en representación del grupo de recreación histórica Frente del Nalón. Somos una entidad cultural no lucrativa dedicada a escenificar la vida cotidiana en la Asturias de los años 30.

Siempre andamos buscando objetos y enseres que nos sirvan de atrezzo para esas representaciones y este día hemos conseguido una lámpara de mina electrica, de la cual acompañamos algunas fotos junto a este correo y querríamos hacerle varias consultas.

La primera en relación con su fabricación. Siempre buscamos la fidelidad histórica aunque hemos leído en su blog que este tipo de lámparas se comenzó a emplear en los años 30 querríamos confirmar, si fuera posible, que este modelo en concreto que ha llegado a nosotros (un compañero lo compró en el rastro) es de esa época o al menos compatible con las lámparas de ese momento.

Por otra parte, como verá, le falta la tulipa de cristal que protegía la lámpara ¿sabe si es posible encontrarlas con facilidad? ¿de ser así podría decirnos donde y si son caras? ¿le faltaría alguna pieza exterior más?

Agradeciendo desde ya su respuesta aprovechamos la oportunidad para felicitarle por su blog y su libro quedando modestamente a su disposición.

Cordialmente,

Enrique Menéndez

Asociación Histórico Cultural Grupo Frente del Nalón 

Tras contestar a las preguntas que me hacen, queda por buscar un vaso. Yo no tengo para poder proporcionárselo. Me viene a mi mente, está publicado en el blog, cuando estuve de safari minero por Quirós, en busca de los centenares de vasos como el que precisan estos amigos por si se había salvado alguno, pues al fallecer el comerciante que los tenía a la venta, fueron arrojados al río porque había que dejar libre el local y no servían para nada.
Nada ayudan los recuerdos a resolver el problema. Tal vez algún lector del blog haya leído o haya visto algún lugar donde tengan uno a la venta o conozca a alguien que pueda proporcionarselo.
Con una limpieza con cepillo de alambre la parte de hierro y una vez limpiada y abrillantada la parte de latón, les quedará un ejemplar del que se sentirán orgullosos.
Este blog, a veces, hace verdaderos milagros. Lo leen muchos amigos en todas partes y esperemos que en esta ocasión vuelva a servir para encontrar un vaso.
Publicar un comentario