PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

jueves, 24 de abril de 2014

Extraordinaria conferencia


Pronunciada por Luis Jesús Llaneza González el pasado martes en el Real Instituto de Estudios Asturianos, obtuvo un rotundo éxito.

Con el fin de que tengáis, seguidores del blog, un conocimiento más amplio del contenido, os invito a leer un resumen que he pedido hiciera para el blog el Profesor. La conferencia, junto con el resto de las del ciclo, al que me he referido días pasados, aparecerá publicada en un libro del RIDEA. 

VISIÓN RESTROSPECTIVA DE LOS INICIOS DE LA INDUSTRIALIZACIÓN ASTURIANA

                        Luis Jesús Llaneza González

    Esta disertación trata, fundamentalmente, de ofrecer una visión general del periodo histórico que se pretende desarrollar en el ciclo de conferencias que lleva por titulo ¨Los inicios del desarrollo minero y siderúrgico de Asturias (1775-1860)¨. A tal objeto se expone una sinopsis de la etapa temporal considerada con el criterio guía de aproximar a los asistentes a las personas, hechos y causas fundamentales del desarrollo minero y metalúrgico experimentado en Asturias en dicho tiempo.
    Estructurada la ponencia en dos partes, la primera cubre, cronológicamente, desde la aparición del hecho minero en la región hasta 1825, fecha en la que se promulga la denominada Ley de minas de Elhuyar. Con especial atención se reconsideran los años comprendidos entre 1760 y 1825, comúnmente reconocida esta fase como el preludio del desarrollo industrial de la región. Su análisis sirve de tributo implícito a la egregia figura de D. Luis Adaro Ruiz, cuyas aportaciones a este periodo de la historia regional han sido fundamentales, a la vez que acicate y puntal de toda investigación posterior al respecto. El fraile Agustín Montero, los condes de Campomanes y Toreno, Jovellanos y Casado de Torres, La Compañía de San Luis, la Sociedad Económica de Amigos del País de Asturias, la Real Compañía de las minas y Establecimientos de la Marina de Guerra del Nalón y la Real Fábrica de municiones  gruesas de Trubia y la de armas de Oviedo, bajo la responsabilidad, ambas, del Cuerpo de Artillería, son nombres e hitos significativos y de obligada reseña en este periodo.
    La segunda parte ha quedado constreñida al segundo cuarto del siglo XIX, tiempo en el que se produce la eclosión de la minería y siderurgia asturianas, con la aparición de las primeras empresas y sociedades de carácter accionarial y presencia del capitalismo financiero, el inicio del laboreo técnico en las explotaciones mineras y la construcción y puesta en servicio de las primeras instalaciones siderúrgicas en Lena y Mieres. En estos cinco lustros, tres personas conforman el trípode sobre el que se orienta, realmente, el desarrollo industrial de la zona, en las actividades técnicas y científicas. Schulz, Paillette y Elorza son los prohombres que encarnan los valores de una colectividad profesional esforzada en el progreso de Asturias. Alejandro Aguado, como germen, y el duque de Riánsares juegan un papel destacado en los aspectos económicos y sobre el segundo gravita, de hecho, gran parte de la actividad y, por ende, las luces y sombras de la misma. La Real Compañía Asturiana de Minas, la Anglo-Asturiana mierense y la Cia. Minera Lenense-Asturiana son referencias inexcusables de estos momentos, en los que la explotación del azogue y la empresa nacional (fabrica de Trubia), también juegan un destacado papel. El problema de las comunicaciones, con especial relevancia el correspondiente al ferrocarril, será el punto crítico donde confluya la problemática de este periodo. La ponencia se cierra con un breve análisis de la situación industrial de la provincia a mediados del siglo y algunas de las causas posteriores a que hubo lugar.

Publicar un comentario