PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

miércoles, 23 de abril de 2014

Un hermoso candil de sapo






Estas imágenes, como comentaba ayer, me las envió Jacky desde Francia. Allí lo llaman el rave spagnole y de esta forma, lo diferencian de los numerosos modelos que tienen por origen ese país.

Ha sido muy utilizado por geómetras e ingenieros de finales del siglo XIX. Se construía en latón para evitar, cuando se precisaba acercar la brújula a la luz que emite, no se viese alterada por la acción magnética de la aguja imantada.

Debo llamar la atención en un aspecto. Si bien su forma es muy singular y permite identificarlo cuando se encuentra en una colección importante, hemos de fijarnos en la cruz que aparece en la parte inferior de este candil.

Los que son pequeñitos, no me atrevo a llamarles públicamente réplicas aunque sí me lo parecen, carecen de este detalle. Todos los que he visto con marcas originales como pueden ser  firmas o fechas coinciden con los que aparecen con esta cruz. Opino que también los hay auténticos que no la llevan, pero...

De este tipo de candiles de sapo me ocupo en lugar preferente de mi obra Luces en las minas de Asturias: Candiles de sapo.




Publicar un comentario