PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

lunes, 31 de marzo de 2008

LUÍS ADARO Y RUIZ FALCÓ

Rodeado de libros con Luís Adaro.

Sería una frivolidad por mi parte no empezar haciendo referencia al mayor fabricante de lámparas de seguridad de Asturias y de España: Luís Adaro.

Es el tercer miembro, de cinco generaciones sucesivas con ese nombre en la familia, que se inicia con Luis Adaro y Magro. Su padre Luís Adaro Porcel fue el inventor de la lámpara de seguridad Adaro.

Muchas sorpresas quedan aún por desvelar sobre las lámparas que se fabricaron en Asturias en el siglo pasado por la firma Adaro.

Rodeado por 40.000 volúmenes donde tenían especial preferencia los dedicados a temas mineros, un día le pregunté a D. Luís el motivo por el que había una laguna tan importante en el conocimiento de los modelos y fechas de fabricación de las lámparas de mina que salieron de sus talleres de Gijón.

Le hice esta pregunta porque fue una persona que investigó y desarrolló temas de gran interés para los investigadores en todos los campos relacionados con las minas desde sus orígenes. En el campo de la iluminación no profundizó como lo hizo con otros temas, a pesar de sus relaciones personales de amistad con los principales fabricantes europeos de la época.

La respuesta que obtuve fue la siguiente:

La construcción de lámparas de mina en nuestra empresa representaba una parcela pequeña en relación con el resto de los productos que fabricábamos.

Otra respuesta que me quedó grabada y que no olvido por la sagacidad de la respuesta fue la siguiente:

¿Qué opina de algunos entendidos que adjudican como primeros ejemplares de las fabricadas por Adaro a una lámpara de pequeño formato cuya difusión fue a partir de que aumentó el número de capataces en los pozos y les prepararon unas lámparas más pequeñas, porque éstos permanecían menos tiempo que los mineros en el interior y pesaban menos?

No me dijo nada. Me miró y me sonrió.

Este es el modesto homenaje que le dedico en mi próximo trabajo sobre iluminación.



RECUERDO

Cuando ya habíamos puesto fecha al inicio de la lectura conjunta de este trabajo para darlo por concluido, una emisora de radio a primera hora de la mañana me dio la triste noticia:
Ha fallecido D. Luís Adaro y Ruiz Falcó.

Jamás tuve el propósito de dar a la imprenta ni una sola línea sin tener la aprobación previa de quien más sabía de lámparas de mina y de otros muchos temas relacionados con la minería y Asturias.

Esta dolorosa circunstancia me ha obligado a revisarlo por mi mismo y con ello, a asumir en solitario la responsabilidad de su contenido. Tus conocimientos y tus sabios consejos hubiesen hecho ésta responsabilidad mucho más llevadera, como lo fue en mi anterior trabajo sobre iluminación minera, al que enriqueciste aportando el prólogo.

Gratos son los recuerdos que aún perduran en mi memoria de las conversaciones mantenidas contigo; aportando en ellas, además de tu sabiduría y amabilidad, muchas de tus vivencias personales.

Nos dejas entre otras muchas cosas tus libros; que están ahí para consultar por quien quiera saber algo sobre la Reindustrialización de Asturias, escritos por quien fue en todo momento protagonista de vanguardia.

Hasta donde estés, D. Luís, espero que te llegue mi mensaje:

¡Gracias por todo!

LUCES EN LAS MINAS DE ASTURIAS:
CANDILES DE SAPO (Inédito)














Publicar un comentario