PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

martes, 3 de junio de 2008

DE LA PEÑA A LINARES (II)

Ruinas de una fundición en Linares. (Jaén).

Al igual que en Mieres, las instalaciones que perduran en pie, estaban en ruinas, aún siendo muy pintorescas, no tienen ninguna utilización específica en aquellas fechas. Olivos de reciente plantación ocupan las explanadas de las explotaciones.

En las proximidades de estas instalaciones están las escombreras, no tan llamativas como las de carbón de nuestras minas, pero son perceptibles en muchos lugares a orillas de la carretera debido a la escasez de vegetación.

En ellas no resulta difícil ver restos de piedras verdes (malaquitas) y azules (azuritas) mezcladas con galenas. Su color, tanto en las azules como las verdes, delataba el deterioro de las mismas por los efectos del sol, el agua y el frío a lo largo del tiempo.

Cuando llegué, para ver por donde andaba, pregunté a un señor del lugar que estaba sentado en la calle a la puerta de su casa. Después de una agradable charla, le hice saber los motivos de mi viaje a Linares. Me enseñó un carburo y un candil de pico de pato que acabó viniendo para Asturias. No conocía el candil del libro de Gil y Maestre y Cortazar.

Intenté en el Ayuntamiento contactar con alguien que me ayudara en mi empeño. No fue posible encontrar quien me pudiese ayudar.

Acudí al Museo que hay en la ciudad y estaba cerrado.

Un antiguo minero me comentó que conocía a varios mineros que tenían muchas piedras en sus casas. Localicé a estos coleccionistas de minerales, uno de ellos lo llamaban El francés porque había trabajado muchos años en Francia y el otro era su vecino.

Sigue…

Publicar un comentario