PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

jueves, 16 de octubre de 2008

UNA SEGUNDA VIDA

Aún perdura el recuerdo en nuestra memoria, que hasta hace escasos años, los que tenemos más edad, cuando la luz eléctrica no había llegado aún a todas partes, los candiles y candilexas eran usados habitualmente para el alumbrado en muchos lugares.

Lo mismo había sucedido con anterioridad en la iluminación minera, allí se retiraron primero por el peligro que suponían para los mineros que los usaban por ser de llama libre.

Cuando dejaron de emplearse en las minas, muchos siguieron prestando servicio, iluminando cabañas, hórreos y paneras; generalmente no muy lejos de las explotaciones mineras donde se emplearon. Afortunadamente, gracias a esa segunda vida fuera de la mina, han llegado a nuestra época en perfecto estado de conservación.

Poco a poco iré dando detalles de todo lo que de estas lámparas de llama libre trato en el libro: Luces en las minas de Asturias: Candiles de sapo.


Publicar un comentario