PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

jueves, 7 de mayo de 2009

¿CÓMO SE PARECEN A LAS LUCERNAS?



Me sorprendo cuando estoy delante de una foto como esta, donde aparece un candil de barro, seguramente de procedencia africana, si tenemos en cuenta los objetos que lo rodean.

Estos candiles me hacen reflexionar sobre lo mucho que ha avanzado la humanidad en algunos campos como el transporte, la medicina, la ingeniería o la informática… y cómo es posible que aún se puedan estar fabricando en alguna parte del mundo candiles para iluminarse en la oscuridad de la noche, similares a las lucernas que hace más de tres mil años se sabe que empezaron a usar en Palestina y posteriormente introdujeron en España los fenicios de los que me ocupo con extensión en mi libro Luces en las minas de Asturias: Candiles de sapo.

Como dejó escrito un autor francés del XIX: La fortuna, como la naturaleza, no ha distribuido nunca sus favores con mano imparcial. Tiene, como la naturaleza, sus predilectos y mimados, á quienes colma pródigamente de dones y beneficios, y también sus desamparados á quienes niega algunas veces hasta las ventajas más comunes. Tal es el origen de la desigualdad de condiciones y aptitudes, pero con la diferencia de que el hombre, colocando por lo común sus dones de riqueza sobre los de su inteligencia, se afecta más por la primera de estas desigualdades que por la otra…
Publicar un comentario