PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

jueves, 7 de enero de 2010

PRESENTACIÓN DEL LIBRO “LUCES EN LAS MINAS DE ASTURIAS: CANDILES DE SAPO” por LUIS JESÚS LLANEZA (2)



Desde el comienzo del mundo la contraposición entre día y noche determinan de manera fundamental el devenir humano. La mina es el exponente más adecuado de la noche eterna, de la noche sin final; por ello la importancia de la lámpara para el trabajo de los mineros, al objeto de poder combatir la oscuridad de los subterráneos, único modo de poder ejecutar su trabajo. Vilela accede al mundo minero a través de la luz, oposición a la oscuridad, en la concienciación y convencimiento de la importancia, en la historia de la humanidad, que han tenido los diversos medios que han servido para resolver tan importante problema.

El coleccionismo, como aproximación a un cuerpo determinado, induce al conocimiento del mismo, promueve el interés por conocer en profundidad las características y variedades del objeto coleccionado. Y este axioma se cumple, sin duda, en nuestro autor. Es, en súmmun, el afán coleccionista (colector) el que impelerá a Vilela hacia la pasión intelectiva, al conocimiento científico, al interés por saber y ordenar el rico venero, diverso, complejo y prolijo, que se presenta ante sus ojos. Y es, también, la pasión etnográfica (rescoldo de sus primigenias preocupaciones) la que se manifiesta en la identificación y ordenamiento histórico de los diferentes tipos de lámparas utilizadas en las minas, así como las variantes comerciales y las características de la propia región. El coleccionista se transforma en investigador, en estudiso paciente que recorre Asturias no solo colectando nuevas “luces” que añadir a su importante colección, si no que también recogiendo fuentes documentales que permiten el incremento de su acerbo técnico sobre la materia a estudiar. Consecuencia de la anterior mutación será el peregrinaje por bibliotecas, museos y archivos de la región, a la par que el establecimiento de numerosas relaciones con personas interesadas en la temática y conversaciones con especialistas y técnicos en el tema. El resultado, obviamente, es su conversión en un reputado experto en lamparería minera.

Voy a permitirme realizar un exordio que me parece obligatoriamente necesario. En su deambular, Vilela accede al Archivo histórico de la Real Compañía Asturiana de Minas, uno de los más ricos veneros de documentación sobre la minería de la región, donde obtendrá data de los primeros consumos de lámparas de mina efectuados en Asturias. Al bucear en la documentación del citado archivo adquiere conciencia de la importancia del mismo y la posibilidad de estudiar algunos aspectos poco considerados de la iniciatica minería asturiana del siglo XIX. Fruto de este criterio será la publicación de “Avilés: Carbón y Veleros” (2008), libro en el que, aparte de relacionar los fletes de carbón efectuados desde el puerto de Avilés, objeto básico del mismo, aporta numerosos e interesantes aspectos de la primera empresa asturiana, algunos inéditos y otros escasamente conocidos. Para los interesados en estas cuestiones es muy satisfactorio recoger nuevos datos sobre la trayectoria profesional de los primeros técnicos que desarrollaron un trabajo continuado en Asturias. En sus páginas aparecen numerosas referencias a Nagel, Desoignie y Paillette (la máxima figura de la minería asturiana, en los tiempos fundacionales, conjuntamente con Schulz), aportaciones de mucho valor para un mejor conocimiento de la labor realizada en la región por estos ingenieros. Estas contribuciones, por sí mismas, ya hacen estimable la obra, aparte de todo otro tipo de consideraciones sobre la misma.

Pero no nos apartemos del objetivo que hoy nos trae aquí.

Sigue…



Publicar un comentario