PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

miércoles, 24 de marzo de 2010

TRES FORMAS DE ILUMINACIÓN DIFERENTES

Preciosa la imagen que me ha hecho llegar un lector y colaborador habitual del blog, aficionado a la espeleología.

En la imagen podemos darnos cuenta de la intensa luz que emite una lámpara de casco, a la se une la que produce la llama de una lámpara de acetileno.

Gracias a ambas luces podemos contemplar con más detalle, la que produce una preciosa lámpara de seguridad, fabricada en aluminio por la firma americana KOELHER.

Álvaro Gómez, que me envió las fotos desde Linares (Jaén), añade el siguiente comentario:

No se trataba de buscar el grisú, sino que se buscaban gases tóxicos como el dióxido de carbono y el monóxido de carbono, que no son explosivos, y la única forma de detectarlos es con una lámpara de seguridad o un detector electrónico. Empleamos la lámpara de gasolina debido a que la llama del carburero, es decir, la llama de la combustión del acetileno arde incluso en atmósferas muy enrarecidas y no permite distinguir las oscilaciones y aureolas que producen dichos gases, y que sin embargo la llama de gasolina si que lo permite.



Publicar un comentario