PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

martes, 25 de octubre de 2011

II Jornada de expertos en Patrimonio Industrial en Sabero, León (2)




Teniendo en cuenta las dificultades que tuve para encontrar una ilustración donde apareciese un candil de Almadén en mi obra Luces en las minas de Asturias: Candiles de sapo, que me envió Luis Mansilla Plaza, pregunté a Eduardo, gerente de la Fundación Almadén, que teniendo en cuenta lo que significaron los candiles de Almadén, un hito en este tipo de candiles en España, imitados en Linares y Riotinto, donde además adquirieron el nombre de cada localidad, porqué no había mencionado en ningún momento de su exposición ni tan siquiera su nombre: ¿Los hay en Almadén? En la respuesta me confirmó que existían en sus vitrinas y que todos, además de lucernas, candiles árabes,... estarían a mi disposición para futuros trabajos, pues dejé claro que es mi deseo ir a Almadén.



La verdad es que desde hace tiempo, sobre todo cuando estoy en Alemania delante de vitrinas llenas de froch, candiles de hierro de la época de los que comento, siento curiosidad y ganas de estudiar la relación de éstos con los de Almadén. La diferencia de cumbustible empleado, aceite de oliva en España, sebo y grasa en Alemania, debieron de ser la causa de que aquí se construyeran mayoritariamente en hojalata y en hierro los alemanes. Hay que añadir, que las minas de Almadén fueron durante muchos años propiedad de los Fugger, banqueros alemanes, en la época en que se comenzaron a utilizar. Alguien recordó que ocurría como ahora, que estamos en manos de Ángela Merkel y sus dineros.



La siguiente pregunta fue para...



Sigue...



Publicar un comentario