PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

miércoles, 23 de noviembre de 2011

La llamada de D. Luis Adaro Jove


Recibida ayer por la tarde me animó especialmente.


Cuando allá en el año 2005, él junto con su padre D. Luis Adaro Ruiz (q.e.p.d.), autorizaron a Ediciones Nóbel para que mi primera obra Luces en las Minas de Asturias se editara, fue el punto de partida de mi aventura literaria, que muchos de vosotros conocéis y cuyo resumen con los títulos publicados aparecen en las solapas de la portada y contraportada del último, El Comandante Minero, novela de la que os llevo hablando desde hace unos días.


Fue el inicio, porque siempre, la empresa gijonesa compra ejemplares de mis libros publicados y permite que mi proyecto siga adelante, pese a las circunstancias económicas actuales que todos padecemos.


Me comentó que desconocía mi faceta de novelista, pero que quedó gratamente sorprendido, pues en un par de noches se leyó el libro y le gustó mucho. Su padre que era un portento, siempre me comenta cuando me habla de él, que trabajaba por varias cosas a la vez. Se interesó por los proyectos en que yo estaba trabajando en la actualidad. Le comenté que variados, pero todos en los archivos del ordenador, por los motivos mencionados anteriormente, argumentando que la capacidad creativa y el espíritu de trabajo no tienen nada que ver con la crisis y continúan su curso. Algún día, tal vez en otro soporte que no sea papel, no se cuando, alguna de mis obras finalizadas le interese a alguien y vean la luz, no me importa en exceso la demora. Mientras tanto seguiré despacio, pero sin pausa; y pasándolo bien escribiendo este blog, atendiendo las consultas de mis amigos y haciendo trabajos sobre diversos temas.


No se le pasó por alto, en la novela aparecen al menos en tres lugares, referencias a las lámparas de seguridad empleadas por los protagonistas en las minas, que en la última se señala además, que se trataba de una lámpara Adaro. Le expliqué el fundamento, aunque el de más peso fue que llevo más de treinta años manejando, buscando, restaurando, coleccionando e investigando todo lo que puedo sobre las lámparas de la firma gijonesa que hoy preside. Le gustó el detalle.


Quedamos en vernos cuando se haga la presentación de El Comandante Minero en Gijón, sin fecha a día de hoy, prometiéndome que si no está de viaje, hará todo lo posible por asistir. Se me olvidó pedirle que me llevara ese día una pieza que le falta a esta lámpara desmontada que aparece en la foto de hoy. ¿La adivinas, nos escribes y nos dices la que falta?

Publicar un comentario