PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

viernes, 13 de abril de 2012

"El Comandante Minero" torturado



Foto gentileza de José Luis Gómez



Cuando estaba el motor en marcha, los de asalto se despiden de nosotros y se van, pero sin avanzar más de veinte metros, el camión se detiene. Me llaman por el nombre y me dicen que baje. Me hacen pasar al cuartel y me conducen hasta la puerta donde estaban las camas del cuerpo de guardia. Yo no conocía al sargento Bonete, pero la descripción de la cara de mala uva, rencor y odio que irradiaba el rostro de aquel ser humano que me habían descrito en diferentes ocasiones, lo experimenté cuando estuve ante su presencia.


Vestido de paisano y con mirada de odio empieza a interrogarme. Para que me fuera preparando, antes de mediar una sola palabra por mi parte, me da una patada en el vientre y me tira al suelo. Comienzo a darme cuenta de quién es y lo mal que lo tuvieron que pasar nuestros familiares cuando él los interrogó. Me pisa. Los guardias que estaban acostados se levantan de sus literas y desde el fondo empiezan a animarlo:


-¡Mátale!



Decían unos.
-¡Es poco, dale más!

Oía decir a otros.
Me obliga a levantarme y ya de pie empieza a darme bofetadas y puñetazos. Me encontraba en un estado de ánimo, que recibía todo con total sangre fría, que si entonces me matan, no lo hubiese sentido.

Lo que buscaba con la paliza que me propinó era humillarme ante los guardias que estaban en el cuartel en aquel momento, para luego presumir y estirar el cuello. Una vez conseguido lo que pretendía, me arrastran y me suben masacrado al camión entre dos guardias. Entonces salimos en dirección a Avilés, afortunadamente aún con vida.
Publicar un comentario