PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

jueves, 19 de noviembre de 2015

VISION RETROSPECTIVA DE LA ACTIVIDAD DE LA DEPENDENCIA DE ARNAO EN EL SEGUNDO SEMESTRE DE 1853, A TRAVES DEL LIBRO DIARIO DE LA ¨SOCIETÉ POUR LA PRODUCTION DE ZINC EN ESPAGNE¨. (3)



El estudio de los diversos apartados que constituyen la partida de bienes muebles y material, por un importe total de 89216 reales, permiten distinguir como fundamental el monto dedicado a la actividad extractiva (72.706 reales); completándose el total con 4.220 reales, asignados a mobiliario y material con destino en la oficina de Avilés, y 12.290 reales correspondientes al coste contable de cuatro lanchas y un bote, con sus aparejos y material de  servicio, utilizados en el transporte de carbón desde la mina a las instalaciones de San Juan.
   
    La partida de bienes muebles, por valor de 72.706 reales, adscrita específicamente a la mina, esta computada con criterios contables. Al objeto de poder contemplar la realidad de la explotación derivada de dicha documentación he organizado las diversas cuentas en cinco partidas básicas: arranque; desagüe; mantenimiento y servicios generales; y transporte que por su peso económico lo he dividido en interior y exterior tal como aparece en el diario. Debo indicar que DeSoignie aprovechó la circunstancia para anular en el inventario diversas cuentas obsoletas, propias de la actividad anterior y se creyó en la obligación de mantener otras por su peso económico  y la creencia de su posible utilización futura.
   
    La humildad del monto correspondiente a las partidas incluidas en el arranque nos muestra inequívocamente la parvedad de los medios disponibles para el desarrollo de estas labores y es propio de la época, aun cuando en Arnao se empleaba la pólvora con prodigalidad. Los talleres de mantenimiento y servicio a la mina parece se encuentran adecuadamente dotados y disponen de los medios necesarios para el correcto desarrollo de su función, hecho normal si se consideran las características peculiares de la explotación.

    Uno de los problemas más graves de la minería asturiana en los comienzos de la actividad industrial fueron los costes de transporte a la zona de expendio. La inexistencia  o mal estado de las carreteras de bocamina a puerto y la singularidad de las explotaciones convertían al transporte tanto interior como exterior, en un factor de incidencia importante en el precio de producto, en ocasiones superior al propio coste de explotación. La RCAM, consciente de la situación desde el inicio de la actividad minera, había buscado soluciones para resolver en la medida de lo posible la citada situación. La circulación interior de mercancías se efectuaba mediante transporte de sangre por caminos carrileros concluyentes todos en el ¨valley¨, plano inclinado que era la arteria vital de la explotación, en el que se encontraba otra vía carrilera por la que, accionada por un malacate, se realizaba el transporte de materias y materiales al interior, a la vez que se producía la extracción del carbón obtenido a la explanada de estrío y clasificación. Dada la imposibilidad de poder realizar la carga en el mismo Arnao DeSoignie había construido un aparejo que desde la zona de tratamiento permitía cargar las barcazas de la propia empresa para el traslado del carbón a las instalaciones de San Juan. Cuando las condiciones del mar hacían imposible la operación y era obligadamente necesario el traslado, este se efectuaba mediante transporte terrestre, el cual grababa sustancialmente el coste. No es por tanto nada excepcional que la partida del material para el transporte interior sea considerada individualmente, pues como puede observarse significa, en criterio de DeSoignie, la mitad aproximada del valor mueble invertido en la mina. Entiendo que las partidas de raíles y ruedas están incrementadas con las compras realizadas en Bélgica en 1845, destinadas al proyectado ferrocarril Arnao- San Juan, que hasta la fecha todavía no había sido iniciado y que si iba a serlo próximamente. Inadecuadamente he abierto una cuenta denominada como de transporte exterior en la que incluyo todo aquel material o maquinaria propia de dicha operación que no aparece en el correspondiente a interior. El malacate servia al Valley mas estaba situado en la explanada, las chapas se utilizaban de asiento en el inicio y final del valley, la cadena y el cordaje eran de diversas características y se utilizaban en la tracción del ferrocarril del valley y en el aparejo de carga. Produce cierta extrañeza que el citado aparejo no estuviese considerado; puede entenderse que DeSoignie considerase amortizado el mismo, teniendo en cuenta, que la construcción del nuevo ferrocarril lo convertiría en obsoleto.

    Para concluir este análisis señalar que la partida de abastos importa 6.492 reales, de los que 3..900 corresponden a suministros de maderas y 2.592  a hierros y aceros. Produce alguna duda el hecho de que no se consignen existencias de pólvora y material de iluminación. De la primera, al ser materia estancada y realizarse los pedidos mensualmente, es admisible no se considerasen las escasas reservas de almacén; en cuanto a la segunda a de entenderse que los pedidos eran semestrales y las existencias en este momento son mínimas.

    Por ultimo se estipulan  3.019 qqc. como existencia de carbón en plaza por un importe de 5.221 reales, que determinan un valor de costo de 1,70 rs/qc.

    Las encomiendas de Hauzeur a DeSoignie entrañaban un reto profesional de considerable magnitud por mor de conjugar actividades en ocasiones antagónicas en cuanto a la utilización de la plantilla. Conforme a las instrucciones del Dr. Gral. debería concentrar la ocupación del personal en el ferrocarril Arnao – San Juan, vital para la disminución de costes de transporte en el carbón de suministro a la futura factoría de obtención de zinc, con la obligación de iniciar los trabajos sin demora. Por otro lado las necesidades de combustible para la nueva fábrica serian muy superiores a la producción actual, obligando a realizar los trabajos necesarios para poder generar los incrementos de carbón previsibles en el futuro. A ello se contraponía en cierto modo, el hecho de constreñir la producción, de reducir la extracción de carbón, con el único servicio, y en la medida de lo posible, a aquellos clientes con los que existiesen contratos anteriores. Esta medida seria causa sin duda, de importantes oscilaciones en el trabajo de personal de la mina. DeSoignie, que ya había sufrido situaciones semejantes, era plenamente consciente de la necesidad de mantener el núcleo más profesional de la plantilla de difícil y costosa sustitución. Y a ello dedicaría sus esfuerzos en los meses siguientes.
Publicar un comentario