PUBLICACIONES

http://lucesenlasminas.com/

viernes, 20 de noviembre de 2015

VISION RETROSPECTIVA DE LA ACTIVIDAD DE LA DEPENDENCIA DE ARNAO EN EL SEGUNDO SEMESTRE DE 1853, A TRAVES DEL LIBRO DIARIO DE LA ¨SOCIETÉ POUR LA PRODUCTION DE ZINC EN ESPAGNE¨. (4)


         Las imputaciones de mano de obra a las cuentas correspondientes permiten hacerse un cuadro bastante aproximado del desarrollo de la actividad y las fluctuaciones de la plantilla en el periodo considerado. En líneas generales podemos decir que en junio la mina trabajó con total normalidad, lo cual volvería a repetirse en unos días del mes de agosto. En julio la mina paró, permaneciendo un pequeño grupo dedicado a la atención y mantenimiento de maquinaria e instalaciones. La apertura de los trabajos de perforación del túnel en septiembre y el inicio de un transversal entre el Arco y el Valley,  permitió normalizar la ocupación de la plantilla de interior, estabilizada en su dedicación a estos menesteres. La actividad exterior, considerando los trabajadores de la plaza la de la mina y los del transporte marítimo a San Juan, experimentaría una sensible merma. Después de un mes de junio normal, únicamente en julio y septiembre hay una actividad aproximadamente del 50% de la habitual en otros tiempos. En julio y agosto los trabajos de desbroce y explanación de la futura traza del ferrocarril, con aprovechamiento del buen tiempo, experimentan una gran actividad, lo que permitirá emplear a este personal y a los tripulantes de los lanchones que los deseen; la plantilla de plaza debió tener prácticamente trabajo todo el tiempo en la obra del ferrocarril. A partir de septiembre salvo un excepcional incremento en diciembre, los trabajos propios del ferrocarril en sus tramos exteriores sufren un amplio recorte, del orden del 75%. Sin embargo, los trabajos de interior del túnel, al realizarse labores por las dos bocas regularizan el trabajo de la plantilla de interior, con unos 20 individuos dedicados a esta tarea, con los que los operarios ocupados en trabajos propios de interior ronda las 50 personas. En el ultimo trimestre la carga de trabajo parece regularizada y la plantilla básica de la empresa ocupada en las nuevas tareas, sin peligro de desintegración. Decir por ultimo al respecto que la plantilla de talleres no considerada en el grafico adjunto, vital para el devenir futuro de la empresa, dada su especialización, poco común en aquel tiempo, se mantuvo constante, unos 10 empleos salvo el mes de julio que el parón de actividad obligó a incorporar otros tantos en tareas auxiliares. Asímismo el personal de exterior y la parte de la marinería, la más estimada, tuvieron acomodo entre aquellos obreros que permanecieron el ciclo completo en los trabajos externos del nuevo ferrocarril.

  
Publicar un comentario